Chile venció por la cuenta mínima a Islandia y se adjudicó la China Cup, analizamos jugador por jugador el cometido de la selección.

Cristopher Toselli: Es su primer partido por Chile donde completa los 90 minutos de manera solida, sin grandes atajadas para el lucimiento, pero transmitiendo seguridad y sobriedad.

Óscar Opazo: Mucho más empoderado del puesto que el partido anterior. Es un puesto clave para el juego de Chile y hoy mostró un total entendimiento de la posición, vital en ataque y atento para defender incluso cuando Fuenzalida ya no le cubría la espalda.

Paulo Díaz: Muy sólido, bastante atento en los cruces y en el rechazo. Algunos errores de entrega, pero en general buena actuación.

Guillermo Maripán: El mejor de la zaga chilena. Muy activo en la marca y usando de buena manera su porte, fue un eje defensivo e incluso se dio maña para inquietar en ofensiva para los balones detenidos. Se suma como alternativa, algo positivo en un puesto donde se hace imperioso tener variantes.

Jean Beausejour: Gran partido, demostrando porque es titular en la selección principal. Muy atento en defensa donde siempre ganó cuando buscaron por su sector, ademas activo para pasar al ataque sobre todo en la primera mitad.

Esteban Pavez: Otro de los que terminó con saldo positivo tras la China Cup.  En un trabajo que no es el habitual para él, tuvo mucho trajín y fue importante en la salida desde el fondo.

Carlos Carmona: Si bien no destacó como en el partido anterior, es normal que sienta jugar dos partidos en una semana después de tanta inactividad, cumplió una labor fundamental en el trabajo defensivo de Chile, al bajar a la linea de centrales para permitir la subida de Díaz o Maripán a rechazar cuando Islandia salia con pelotazo largo desde el fondo.

Leonardo Valencia: Tuvo sus mejores minutos en el primer tiempo cuando bajaba a la linea de los volantes centrales, desde ahí con espacio pudo distribuir de buena manera el balón. En la segunda parte fue mejor marcado por el rival y bajó su rendimiento, de todas formas se las arreglo para meter una habilitación muy buena para Vargas

Jose Pedro Fuenzalida: Uno de los más bajos de Chile. Su principal aporte fue permitir la subida de Opazo por la espalda y resguardar la banda cuando esto ocurría.  En el momento que  Opazo perdió subida, no fue un aporte en ofensiva

Eduardo Vargas: Tuvo una función de sacrificio en los primeros 45 minutos, bajando a la posición de volante ofensivo y permitiendo la pasada sin marca de Sagal como 9, esto fue vital en el juego de Chile. En la segunda mitad jugó mas cercano a lo que acostumbra y tuvo el segundo gol, pero le faltó algo de tranquilidad.

Ángelo Sagal: La gran sorpresa en la alineación inicial de Pizzi. En el papel jugaría como puntero izquierdo pero su mejor faceta fue ingresando al área como delantero centro, fue con este movimiento que pudo anotar de gran manera, con buen anticipo, el tanto de la victoria.

César Pinares: Reemplazo a Sagal, cuando Chile había perdido la pelota, buen cometido, controlando bien el balón y generando  jugadas de riesgo.

Pablo Galdames: Entró algo desconectado, pero a los pocos minutos le tomo el pulso al partido y fue un gran aporte en mediocampo cuando Chile necesitaba recuperar el balón.

Junior Fernandes: Muy poco, algo displicente para un jugador que debe  mostrarse para buscar un cupo en el equipo.

Branco Ampuero: Muy pocos minutos  para analizarlo, Su entrada obedece a la necesidad de asegurar el partido.

Director Técnico

Juan Antonio Pizzi: Saldo más que positivo en estos partidos. Encontró diversas variantes y a la luz del juego queda en evidencia su trabajo. Chile tuvo bastantes aciertos que se le pueden atribuir al entrenador, como el ingreso de Sagal que terminó siendo vital, o  Fuenzalida en la función de resguardar la espalda de Opazo que fue importante en facetas ofensivas. Pizzi sigue demostrando que es el hombre indicado para comandar esta selección y suma buenas variantes de cara a la difícil fecha de eliminatorias que se viene en marzo.

David Bustamante