Chile perdió por la cuenta mínima de visita frente a Argentina en un partido que deja un trago amargo sobre todo por el buen segundo tiempo de la Roja. Analizamos el cometido de los jugadores y técnico de Chile a continuación.

Claudio Bravo: No tuvo mucho trabajo y estuvo atento siempre que fue requerido, quizás arriesgo demasiado en un mano a mano frente a Di Maria en el borde del área, pero termino resolviéndola bien.

Mauricio Isla: Su faena se puede dividir en dos, en defensa estuvo notable donde controló a Di Maria y solo una vez fue superado por el desborde de Rojo, la otra en ofensiva donde fue nulo aporte y no tuvo ningún desborde peligroso.

Gary Medel: Tuvo algunos errores en el principio pero luego se afirmó, supo aprovechar que Argentina en campo propio y se proyectó en ofensiva sin mucha fortuna.

Gonzalo Jara: Curiosamente tuvo una jornada tranquila, Argentina llegó muy poco y no tuvo que trabajar en demasía para contenerlos.

Jean Beausejour: Buen partido, en primera mitad se dedicó a contener los ataques de su sector y ni Messi, que tuvo que centralizarse, ni Mercado pudieron hacer daño por esa banda. En el segundo tiempo se proyectó más y por su sector fueron los principales ataques de Chile.

Francisco Silva: Tuvo una buena labor en la contención, se metió entre los centrales y más allá de un par de errores estuvo bien en la salida. Si este mismo partido lo hacia otro jugador que generalmente es titular, hablarían de lo fundamental que es para Chile, Silva sin tanta prensa acostumbra hacer mejores partidos.

Pedro Pablo Hernandez: En primera instancia estuvo bien cumpliendo lo que Pizzi le había relegado, apoyando a Silva y sin tantas labores de creación. En la segunda parte, cuando era necesario desequilibrio y no tanto apego al dibujo no fue capaz de generar peligro en el rival.

Charles Aranguiz: Hizo un partido de los que acostumbra, corriendo harto y siendo una opción de pase y de marca en ambas facetas del juego, lamentablemente no es el jugador llamado a ser volante ofensivo y se notó la falta de apoyo en ese ámbito, de todas formas fue de los que aprobaron en Chile.

Jose Pedro Fuenzalida: Si bien cumplió el motivo principal de su entrada, Mas tuvo muy poca acción por su banda, no se puede obviar que cometió el penal y nunca gravitó en ataque.

Eduardo Vargas: Partido ingrato, si bien tuvo muy poca acción su labor siempre se debe evaluar desde el punto de vista de la definición, no podía hacer mucho más si no tuvo ninguna clara.

Alexis Sanchez: El mejor de Chile, centralizado o por la banda derecha, se generó siempre las mejores opciones y pudo convertir pero su remate se fue al horizontal, ademas genera juego y habilita de buena manera.

Nicolas Castillo: Cumple su labor desde el punto de vista que su presencia y fuerza física complicó en más de una oportunidad a la defensa trasandina, pero en estas instancias debes anotar la que tengas y la más clara de Chile en jugada elaborada, la falló.

Jorge Valdivia: Tuvo dos pases buenos, ambos hacia el costado, y en tres oportunidades se desmarcó bien para quedar con la cancha de frente, en las tres falló el pase. Valdivia no es más que eso cuando juega contra equipos grandes.

Esteban Paredes: Ingresó sobre el final cuando el partido ya estaba en un momento de pelotazos, claramente no es un jugador para ese tipo de juego.

Director Técnico

Juan Antonio Pizzi: Planteó bien el partido, en general Chile pudo dominar a Argentina y solo se vio doblegado por un penal dudoso, pero le faltó como para alcanzar el empate. No se entiende el ingreso de Valdivia, un jugador que nunca ha utilizado y que siempre entra ”apretado” en los partidos importantes, tampoco el ingreso de Paredes cuando el partido estaba a los centros. Tiene mucho margen, este partido estaba entre los cálculos que se podía perder, pero de cara a una posible clasificación al mundial hay que mejorar estos aspectos para definir mejor ante este tipo de rival.

David Bustamante