El Cacique volvió a enredarse. Después de ser eliminados por Iberia en Copa Chile, Colo Colo solo igualó 1-1 ante Deportes Iquique, en duelo válido por la sexta fecha del Scotiabank Transición. La estrella 32, por ahora, se ve muy a lo lejos. 

A continuación el análisis, jugador por jugador:

Agustín Orion: Un mero espectador de la fracción inicial. Estuvo sólido en un mano a mano ante Diego Bielkewicz. En el gol no tuvo mayor responsabilidad.

Matías Zaldivia: Mucha tranquilidad para anular a Diego Torres y para salir a ras de suelo. Su impronta para adelantarse lo tiende a traicionar en la vuelta a su posición. En general, bien.

Julio Barroso: No pasó grandes sobresaltos con Rebolledo, pero perdió la marca de Bielkewicz en el tanto del local.

Fernando Meza: Sigue demostrando que es el punto alto del bloque posterior albo. Perfección en las coberturas, en las divididas y en el salto con sus contrincantes.

Benjamin Berrios: Comenzó la jugada del gol con una precisa habilitación al Mago Valdivia y respondió a cabalidad por la diestra. Cuando Iquique atacaba, se convertía en un quinto defensor. Fue sustituido por Carlos Villanueva cuando el partido se iba. Buen cometido.

Claudio Baeza: Cortó bastante en el medio y administró para Valdés y Valdivia. Lo que sí, muy en soledad. Regular actuación de Serrucho.

Jaime Valdés: Pajarito tendió a recostarse por el lado derecho, algo inusual con respecto a encuentros anteriores, donde activamente se cargó en la banda izquierda. En esta oportunidad, no gravitó en ningún aspecto. El superclásico fue su última gran actuación.

Gabriel Suazo: De los más movedizos en los primeros minutos. Buscó haciendo diagonales por dentro, para asociarse con los puntas. Al igual que Benja Berríos, con los embates celestes, pasó a formar parte de la linea de cinco defensores. Elevó un disparo en el segundo tiempo.

Jorge Valdivia: Poco activo, hasta que en el minuto 28 creó una hermosa jugada tras pase de Berríos: Mató el balón, se sacó a Brayan Cortés y todo finalizó con el autogol de Hans Salinas. Luego de eso, tomó un mejor aire y filtró varios pases para Orellana y Paredes. Recibió cartulina amarilla y quedó suspendido para enfrentar a San Luis en la siguiente jornada.

Esteban Paredes: Tuvo su primera llegada al arco iquiqueño con un peligroso tiro libre en el minuto 6. Fue a la refriega con Mauricio Zenteno, donde generalmente fue frenado. Pudo aumentar el marcador tras llevarse en velocidad a Tomás Charles, pero Cortés supo ahogarle el grito sagrado al Tanque. En la segunda mitad probó con una mediavuelta que pasó cerca.

Nicolás Orellana: Primer tiempo bastante ingrato. En el complemento ingresó con más ganas y se atrevió: Habilitó a Suazo, quien no definió de buena manera, y también remató en la entrada del área. Octavio Rivero entró en su lugar.

Octavio Rivero (71’): Ingresó por Nico Orellana. Se aproximó en tan solo una ocasión, pero culminó mal la jugada por no levantar la cabeza, ya que Paredes aparecía por su lado con una mejor ubicación. Carece de créditos hace un largo rato.

Carlos Villanueva (88’): Mostró ganas, pero entró cuando el cotejo ya estaba definido. Imposible ahondar.

DT Pablo Guede: Planteamiento relativamente pragmático. Paró la conocida línea de 3 en el fondo, pero cada vez que Colo Colo era atacado, Berríos y Suazo pasaban a auxiliar. Llegó a defender hasta con 9 futbolistas, dejando en alerta a Esteban Paredes en la mitad del campo para contragolpear. No tuvo grandes ideas para llevar el trámite del partido, más aún con el marcador a su favor. La diana del polaco Bielkewicz trajo nuevamente la incógnita de su capacidad para estar sentado en la banca popular. Equipo cancino y de poca reacción.

Felipe Silva García

Estudiante de Periodismo, Universidad Austral de Chile.
@FSilvaGar en Twitter.