¿Cuál es el gol más importante de la selección chilena?

118

Chile tiene hoy dos Copas Américas en su haber. Una historia futbolera que ha pasado por todas las etapas, empezando desde lo más bajo hasta llegar hoy a la gloria continental y por qué no decirlo mundial. Pero, entre tantos hechos históricos del fútbol nacional como selección queda una pregunta minuciosa: ¿Cuál es el gol más importante de la historia de la selección chilena?

Remontémonos al primer partido reconocido como oficial de Chile. Jugado en Buenos Aires, con árbitro chileno, una derrota por 3 a 1 ante lo que no se sabe si fue la selección argentina en si o un combinado local. Al minuto 11 Frank Simmons, otrora jugador del Badminton F.C., anotó la apertura de la cuenta en ese partido que terminó 3 a 1 en contra (y con árbitro chileno, ni así nos sale). De ahí comienzan las aventuras en los Sudamericanos siendo hasta 1955 la oportunidad de llegar a una final. Sin embargo, se puede recordar el primer gol chileno en los mundiales, obra de Guillermo Subiabre ante México, duelo que terminó 3 a 0 para «La Roja».

Dado que en las Copas Américas de antaño solo se jugaba una especie de liguilla, podemos ver la vez que más cerca se estuvo de alcanzar la gloria, 1955 ante Argentina en el Nacional, pero en ese duelo goles chilenos no hubo. Pero siete años después ocurren dos goles que todos los chilenos futboleros pueden tener en su memoria: El gol de Leonel Sánchez a la Unión Soviética en el Carlos Dittborn. Minuto 11, una falta en el área que el neerlandés Horn decreta como tiro libre; y que con el relato inmortal de Julio Martínez la pelota se incrustó dentro de la portería. «Justicia Divina» que pasó a la historia del balompié nacional. Y luego el gol in extremis de Eladio Rojas ante Yugoslavia, un pase que recibió desde la mitad de cancha, gambeteó y de fuera lanzó al arco desviándose en un defensa yugoslavo logrando engañar al arquero y causando la celebración de toda una nación.

Otro gol recordado es el de Patricio Yáñez a Paraguay en las clasificatorias de 1982, primera vez que Chile vencía en Asunción y que fue gravitante en la clasificación chilena al mundial de España, en donde mejor no conviene mencionar como nos fue.  Luego se viene a la cabeza el «gol imposible» del Mortero Aravena a Uruguay, el 4 a 0 contra Perú en 1997, ese duelo en donde todos los brujos vaticinaban que Perú lograría un triunfo apabullante. De ese paso al Mundial, otros dos goles recordados: el segundo de Salas ante Italia (aunque es mucho más recordado ese duelo por la actuación de Beauchardou) y el tiro libre del Coto Sierra.

Pero dejemos los goles recordados que casi no sirvieron de nada más. Pasemos a los goles que en el último tiempo si valieron la pena. Consulté por Twitter y en los colaboradores de este humilde sitio la misma pregunta del titulo de esta columna. Y gran parte de ellos mencionaron uno en especial: El gol de Fabián Orellana a Argentina.

Gratis3

Ese gol y esa victoria cambiaron el switch del chileno para siempre, el cuarto gol de Chile a Colombia pudo entrar también -en el mismo día del empate de Bolivia en Brasil y el gol de Fano ante Argentina en el 93 en Lima, con llanto de Daniel Peredo incluido, y eso que era el empate- sin embargo este partido le cambió el aire a una selección que aún no lograba consolidarse. Chile, ese día, se dio cuenta que si se lo proponía iba a llegar alto en todos lados. Y así fue, con ese duelo llegó un invicto que hizo demostrar que hasta a Brasil se le podía dar cara, aunque hayamos perdido por poco. Otros mencionaron partido de Chile en Colombia, que nos mandó a Sudáfrica, en ese que Claudio Palma dejo de relatar a los 80 y tantos, y que a pesar de las expulsiones le dió igual y siguió con su discurso emocionante.

De acá pasamos al, para muchos igual, último gol importante de Chile. El de Isla a Uruguay. Ese tanto significó un paso a semifinales. pero también de que en un partido muy difícil Chile tenía todas las de ganar si se creían el cuento. Un partido bravo, apretado, que dejó ronchas que hasta hoy duran, pero que con ese golazo y de tantos pases atrás Mauricio isla entró a la historia grande de la selección.

Es complicado encontrar en una lista un gol que haya significado un hecho demasiado importante para la selección adulta. Podemos considerar la selección de Sydney, la que nos hizo madrugar a todos para verlos ganar una medalla de bronce. También a la Sub 20 que quedó tercero en Canadá o en Japón hace 23 años. A pesar de todo, es una pregunta que siempre es difícil de responder, porque siempre habrá un mejor momento y con ello una nueva historia que queda escrita.

Por cierto, queda totalmente en el olvido el gol de Salas ante Bolivia en 2005, el 3 a 1, ese que significó que el «Matador» se consagrara como el máximo goleador de la historia de la selección.



25 años, reportero de tiempo libre. Informático en vias de titulación. Huaso penquista