Derribando Mitos 2: ¿Hitler fue hincha del Schalke 04?

40

Otro capítulo y una vez más nos quedamos en la era nazi, pero en esta oportunidad tocaremos un tema que se mantiene “oculto” en el tiempo pero que se saca a relucir de vez en cuando. ¿Cuál es la relación de Hitler con el fútbol? y ¿Es cierto que el Führer era fan del Schalke 04? Acá lo intentamos descifrar.

La revista Times, de corte inglés, señaló un ranking con los 50 peores hinchas del fútbol. Entre grandes personajes de la historia, como Mussolini, Bernie Ecclestone (que se cambió dos veces de equipo) y la banda Oasis. Pero el primer lugar se lo llevó el tio Adolf considerado uno de los más famosos hinchas del Schalke 04, club de la ciudad minera de Gelserkirchen, por ende era un bastión importante del “pueblo obrero alemán”.

Esta información fue recogido por muchos portales, y que aún a día de hoy siguen siendo usados como en RPP y Eurosport. Lamentablemente la información tiene más mito que realidad y razones no faltan para ello, pero tampoco se salva de plano el equipo que hoy marcha en la parte media alta de la Bundesliga.

Hitler no gustaba del fútbol, lo encontraba un deporte “demasiado inglés”, pero también vio en él un arma infalible para propagandear el partido. En esa época el Schalke 04 era una potencia local, llenaba su antiguo estadio, en Goal señalan la capacidad de el Glückauf-Kampfbahn en 70 mil espectadores, pero en realidad tenía 34 mil (Gelserkirchen es tan grande como Rancagua), y ganaron varias ligas locales durante ese período.

Mientras los soviéticos dejaban que las organizaciones militares o deportivas como Sparta y CSKA fundaran sus propios equipos y clubes deportivos, los nazis aprovecharon la difusión del fútbol para ganar adeptos, y aprovecharon también que muchos generales eran simpatizantes de los diversos equipos de la Oberliga (la Bundesliga se creó en 1963 pero se cuentan todos los titulos anteriores como continuación de la liga) para difundir.

Otro dato importante, el uso del Schalke como plataforma de propaganda y la prohibición judía desde 2933, los presidentes del Bayern y del Borussia Dortmund tuvieron que huir del país. Recordemos que los amarillos son el rival de toda la vida de los de Gelsenkirchen. El Schalke representaba todo lo que los nazis querían: Un grupo de arios invencible. Por lo mismo, nació la historia de Hitler y el fútbol.

No hay mucho más que decir, de Hitler solo sabemos que asistió a un partido durante los JJ.OO de 1936 y no fue el Perú – Austria, eso lo derribamos en la edición anterior.



Rancagüino de nacimiento, viviendo en Concepción. 23 años. Estudiante de Ingeniería (E) en Ejecución e Informática. Amante de los idiomas