Derribando Mitos: ¿Qué pasó en verdad con la selección de Perú en Berlin 1936?

106

No hay Power Ranking, y para mantener el Holding debemos volver a la escritura con seriedad, proeza y relevante. Porque se vienen Tiempos Mejores para Chi… Ya mejor presentamos la nueva sección.

Eduardo Galeano difundía a menudo una historia, escrita incluso en uno de sus libros, que trataba sobre una actitud que tomaría la selección de Perú en el año 1936. En un partido del fútbol olímpico desarrollado en el campo del Hertha, Perú venció a Austria 4 a 2 con Hitler en las tribunas del recinto deportivo. El comité decidió anular el resultado porque Austria era la patria del dictador y como represalia toda la comitiva olímpica peruana decidió retirarse del evento.

Una historia digna de la epopeya, una muestra más del amor latino por el deporte y como los deportes fácticos fueron una vez más partícipes de tal ataque al juego limpio y al espíritu olímpico. Sin embargo setenta y dos años después se destaparían los reales motivos que desataron este tan bullado partido.

Primero que nada, Hitler no se encontraba en el estadio de Munich, el partido se jugó en el campo del Hertha en la capital germana, un recinto para cinco mil espectadores que apenas tenía uno que otro palco para que el Führer se sentara de lo mejor. Los medios de la época estimaron en dos mil los hinchas peruanos que se hallaban en el reducto y veían como los europeos se imponían por 2 a 0 hasta los 75 minutos de juego, pero los del Rimac empatarían en cinco minutos de juego.

Tampoco esa seleccion austriaca era la gran ópera de fútbol que dislumbraba en la década del 30, sino que eran una selección totalmente amateur y con nulo renombre al punto de que fue una sorpresa total que tras el incidente llegaran a la final. El empate a dos se mantuvo hasta que llegamos a los alargues, y aquí empiezan a circular tres versiones de la historia: la versión peruana, inglesa y la alemana. Como la versión peruana ya es mencionada más arriba me remito a las dos siguientes.

Versión Inglesa: Daily Sketch, un periódico inglés, señala que “mil peruanos los que armados de fierros, cuchillos y revólveres invadieron el campo de juego en pleno partido, agredieron a tres jugadores austriacos y dejaron a los europeos con ocho jugadores“. Tanto así que los austriacos son señalados como héroes y sus rivales como cobardes por irse a su país de origen.

Versión alemana: Es la versión más detallada, puesto que es detallada por nada menos que el secretario del Comité Olímpico alemán, Carl Diem. Éste describe lo sucedido como que “se produjeron hechos que impidieron el desarrollo normal del partido… Fue imposible impedir que los espectadores entren al terreno de juego, y uno de ellos dio un golpe a uno de los jugadores”. Como verán, dice algo muy parecido a lo escrito por el medio británico, sin embargo menciona que los peruanos, al jugar 11 contra 8, lograron anotar los dos goles siguientes y ganar por cuatro a dos, provocando una algarabía de proporciones ya que eran semifinalistas.

Austria alegó, y el Comité de Apelación, que no incluía a ningún alemán en sus filas, decidió postergar el partido para el día 10 de agosto, pero cambiándolo para el 11 debido a que el equipo peruano no se presentó (la versión peruana señala que el motivo de la repetición fue la medida de la cancha). Luego de no ir a la segunda reunión, el COI declaró ganador a los alpinos.

Como verán esa es una versión totalmente detallada y más “creíble”, pero es casi como una defensa austriaca si lo ven de ese modo. Sin embargo, hay otra versión, totalmente imparcial, que termina apoyando a esta última.

Versión estadounidense: David Wallechinsky en su libro “El libro completo de los Juegos Olímpicos de Verano”, cuenta el partido con un poco más de versatilidad para tomar una parte de la historia, eso si todos están de acuerdo a que el duelo se tuvo que ir al alargue y, a excepción de la narración latina, en las demás versiones si hay una invasión de cancha.

Pero, el periodista señala que hubo una agresión a un jugador austriaco pero no a muchos como dijo el secretario alemán, pero que los jugadores peruanos aprovecharon el caos para anotar los otros goles aprovechándose de que no se aceptaban cambios a menos que fueran por lesión. También cuenta que tras una reunión del Comité (no menciona si hubo o no alemanes ahí) reprogramaron el cotejo y que la apelación peruana no llegó por atrasarse en un desfile. Perú no se presentó y dieron por ganador a Austria.

Como ven esta parte de la historia tiene muchas aristas, pero cerramos volviendo a unir el polígono: conocido esto las delegaciones peruana y colombiana completas se retiran de los juegos, los Comités de los países vecinos como Chile y Bolivia solidarizan con ellos y cuando en Chile nos afrontábamos para un nuevo 18, los peruanos llegaban a Lima dentro de una ovación y un gran sentimiento anti-alemán, al punto de que no cargaban barcos alemanes en el Callao.



Rancagüino de nacimiento, viviendo en Concepción. 23 años. Estudiante de Ingeniería (E) en Ejecución e Informática. Amante de los idiomas