Hace más de 50 años, el Celtic de Escocia vivió su momento más glorioso a nivel internacional, tras adjudicarse la Copa de Campeones de Europa. Este lunes, el club de aquel país cumplió 130 años.

Un 25 de mayo de 1967, el Celtic de Escocia derrotaba por 2-1 al Inter de Milán en Lisboa, en el marco de la final de la Copa de Campeones de Europa (actual Champions League). Esa victoria significaría el título más valioso hasta la fecha para escuadra escocesa.

Aquel Celtic, adiestrado por el destacado entrenador Jock Stein, que vivió su época más gloriosa en esta escuadra, debió trabajar muy duro para doblegar al Inter de Milán, dirigido por Helenio Herrera. El elenco italiano contaba con jugadores de importante recorrido como Sandro Mazzola y Giacinto Facchetti, que fue considerado uno de los mejores laterales de la historia.

El encuentro comenzó adverso para los escoceses en esa jornada, ya que justamente Sandro Mazzola adelantaba al Inter en el marcador antes de cumplirse los primeros 10 minutos de juego. El Celtic, para poder empezar a revertir este resultado, debió esperar casi 60 minutos, cuando Tommy Gemmell desató el desahogo de los hinchas en Lisboa.

Con el empate, todo comenzaba de nuevo y la ilusión de los escoceses se reafirmaba, para derribar a aquel Inter que en los años 60 vivía tiempos felices. La celebración llegó en la prórroga, con el gol de Stevie Chalmers que desató la locura en Portugal y elevó a este jugador a un sitial altísimo en la historia del club.

El Celtic ponía un broche de oro a una gran campaña, donde aplastó al FC Zurich por un global de 8-0, al Nantes francés lo borró por un 6-2, en cuartos se deshizo del Vojvodina de Serbia por 2-1 y en semifinales hizo lo propio con el verdugo del Ajax, el Dukla Praga por 3-1 en el global.

Fueron 7 victorias en 9 encuentros disputados en aquella edición de la Copa de Campeones de Europa. Con 21 goles a favor y 5 tantos en contra.

Aquel Celtic luego perdió la Copa Intercontinental frente a Racing de Avellaneda y en 1970 volvió a jugar la final del torneo de clubes más importante del viejo continente. Aunque esta vez cayó frente al Feyenoord holandés. Su última gran actuación en el terreno internacional fue en 2003, cuando no pudo vencer en la final de la Copa UEFA, tras caer ante el Porto.

Rodrigo Acuña

Locutor y periodista deportivo en formación. Amante del rock y los deportes, y fundador de SolamenteFutbol.

Facebook Twitter LinkedIn