El Grupo D está a la vuelta de la esquina

54

Han terminado los ensayos. Tras los partidos con Irlanda, Luxemburgo y Fluminense es que la selección italiana, ya ubicada en suelo brasileño, ha terminado su preparación para el torneo de fútbol más importante del mundo.

El partido contra Luxemburgo, último en suelo europeo, dejó más dudas que respuestas para el entrenador Cesare Prandelli. Empatar a uno contra una selección débil nunca es bueno pero además hacerlo con irregularidad en el juego genera inquietud. Nadie debe dudar que Italia fuera superior en el partido, pero lo lento del trámite en conjunto con que el gol luxemburgués se debió a una desatención de la defensa demuestra que el equipo no llega en la mejor forma posible.

El partido contra el Fluminense demostró que Immobile es una opción válida para acompañar a Balotelli en ataque. Además de anotar 3 de los 5 goles, el goleador de la Serie A cumple bien como delantero de referencia, atacando al espacios y presentando espíritu de sacrificio táctico para el equipo. Balotelli en tanto es más errático. Sin duda presenta más talento, desequilibrio y posibilidad de alguna genialidad, pero el delantero de Milan ha demostrado durante toda la temporada que no se encuentra cómodo siendo el delantero de referencia porque le incomoda jugar de espaldas. El dueto de ambos podría ser una buena opción para el debut del día sábado ante Inglaterra.

Otra duda que surgió del partido en Brasil fue el tercer portero. Perin se vio inseguro, normal para un debutante con la azzurra, mientras que Mirante (cuarto portero que sigue con el grupo) demostró más seguridad en los minutos que jugó. Ante la molestia de Sirigu, no sería del todo loco que el jugador de Parma se uniera a la nómina oficial.

Italia ha demostrado que la ausencia de Montolivo le afectará más de lo esperado ya que el rossonero hacía de nexo entre la posición retrasada de De Rossi y lo que es la creación de Pirlo. Cerci e Insigne, a pesar de los 2 goles, no mostraron la capacidad de desequilibrio que seguro buscaba Prandelli para usar más las bandas. Como fue el 2006 con Camoranesi, a Italia no le sobran banderos natos y tienden a centralizar el juego por ello o poner a jugadores que cumplan de la mejor manera la posición a pesar de que no les sea natural como es el caso de Candreva.

Gratis3

Ya la suerte está echada. Italia debuta el día sábado a las 18.00 de Chile ante Inglaterra. Ya se acabaron los ensayos, hora de la verdad para los de la bota.

Sin quitarle posibilidades a Costa Rica, es de común acuerdo que Inglaterra, Uruguay y la propia Azurra serán quienes compitan por los dos cupos y eso dejará a un campeón del mundo fuera. Uruguay e Italia tienen en común que intenten concentrar su juego por la zona central debido a la falta de especialistas en las bandas además de los mismos laterales. Cavani jugará de punta solitario mientras no esté Suárez para jugar pero Tabárez aún podría usarlo abierto igualmente como Prandelli lo hace con Candreva, Marchisio o Parolo.

Inglaterra, en tanto, es un equipo que concentra su juego por las bandas, intentando aprovechar el dinamismo del juego por sobre el manejo de los tiempos que hace el cuadro de Prandelli. Uruguay será el más paciente de los tres, sin desesperarse por tener el balón pero presionando fuerte en la zona media para agarrar velocidad desde allí.

Nuevamente, los papeles parecen dar a Costa Rica por muerto pero la presencia de un delantero como Campbell de soberbio presente hace pensar que nadie puede confiarse y ante el mínimo error, ahí estarán los ticos. El grupo será una pelea constante y seguramente los equipos no nos muestren su mejor juego desde el comienzo. Sin embargo, los dos equipos que pasen que nadie dude que serán grandes protagonistas del torneo. Como bien dicen los uruguayos, el torneo empieza en octavos de final.



Historiador. Fiel seguidor de la Roja, albo y rossonero. Ojalá la pelota nunca deje de rodar.