El histórico gol de Miroslav Klose

113

El polaco-alemán no siendo un jugador de grandes habilidades como su compañero de escaño o sus antecesores ha sabido entrar entre los más grande de la historia con su decimoquinto gol en Copas del Mundo.

La historia de Miroslav Klose es algo particular porque con el gol que anotó este sábado se convirtió en el máximo goleador de la selección alemana y el máximo goleador en la historia de los mundiales. Pero Klose no es alemán, sino polaco.

Nació en Opole, ciudad de Polonia que tiene una fuerte cercanía con Alemania y varias veces en la historia ha sido parte de aquel país, por eso, tiene bastantes cosas de su cultura. No mucho tiempo vivió ahí porque su padre Jósef Klose era jugador de fútbol y en 1978 fue contratado por el Auxerre y tuvo que partir a Francia. Su madre Barbara Jeż también polaca fue seleccionada nacional de hándbol y ella tiene más arraigados los genes alemanes porque su familia era ciudadana de la Alemania Imperial.

La familia Klose se mantuvo en Francia hasta 1987 cuando ya Miroslav tenía 9 años, pero se cambiaron de país nuevamente y se fueron a Alemania ese mismo año. Creció en el seno de la cultura alemana, estudiando en el país teutón e ingresando a la cantera del Kaiserslautern donde debutó en la temporada 1999-2000. Cuando estaba en las filas del equipo de Renania-Palatinado fue nominado a la selección alemana por primera vez, exactamente el año 2001 donde jugó siete partidos y anotó dos goles.

Su primera Copa del Mundo

Gratis3

El año 2002 debutó en la Copa del Mundo de Corea y Japón, en su primer partido mostraría que quería quedar en la historia del fútbol mundial, ya que el día 1 de junio del 2002 en Domo de Sapporo en Japón anotó un hattrick (1 a 0, 2 a 0 y 5 a 0) contra Arabia Saudita en la victoria por 8 a 0. El segundo partido fue contra Irlanda el 5 de junio del 2002 en el Estadio de Kashima en Japón y Klose marcó el 1 a 0 en un partido que terminó empatado a uno. El tercer partido fue el 11 de junio del 2002 en Estadio Ecopa de Shizuoka de Japón donde anotó el 2 a 0 de su selección que venció a Camerún.

El segundo mundial fue en su país de adopción

Ya no siendo jugador del Kaiserslautern del que se fue en el año 2004, luego de jugar 147 partidos y anotar 52 goles, fue transferido al Werder Bremen alemán. Como jugador del equipo de Bremen jugó el mundial en su país de adopción el año 2006 y el primer gol que marcó en la cita planetaria fue justamente el día de su cumpleaños el 9 de junio ante Costa Rica en el 2 a 1 y también agregó el 3 a 1 en la victoria de su selección que ganó finalmente por 4 a 2 en el Allianz Arena de Múnich. Días después, un 20 de junio se enfrentó con Ecuador en el Estadio Olímpico de Berlín, ahí marcó el 1 a 0 y 2 a 0, siendo victoria de Alemania por 3 a 0. Diez días después, el 30 de junio en cuartos de final, se jugó contra Argentina también en el Estadio Olímpico de Berlín, anotó a los 80 minutos el empate a un gol, lo que produjo alargue y posteriormente penales donde los alemanes ganaron por 4 a 2.

Al término del mundial de Alemania 2006, Klose obtendría un total acumulado de 10 goles igualando la marca de grandes futbolistas como su compadriota alemán Helmut Rahn, el inglés Gary Lineker, su también compatriota pero polaco Grzegorz Lato, el argentino Gabriel Batistuta y el peruano Teófilo Cubillas, todos con la misma cantidad de goles en mundiales.

Tercer mundial

Su tercera participación en una Copa del Mundo nuevamente lo tuvo en otro equipo, ahora pasaría a las filas de Bayern Münich.  Dejó el Werder Bremen el año 2007 pero en los tres años que permaneció en la institución hizo 63 goles en 127 partidos.

Ya como jugador bávaro y con dos mundiales encima llegó a Sudáfrica 2010 y en el Estadio Moses Mabhida de Durban el día 13 de junio partió su aumento del registro al anotar el 2 a 0 ante Australia, que sería victoria por 4 a 0. El 27 de junio en el Estadio Free State de Bloemfontein jugó Alemania contra un clásico rival, Inglaterra y Klose fue el encargado de abrir la goleada de 4 a 1 marcando el primer gol y el pasó a cuartos de final. En dicha llave, les tocó nuevamente con Argentina y Miro jugó uno de sus mejores partido anotando en dos oportunidades.

Una vez terminado el Mundial de Sudáfrica, el atacante quedó con 14 goles pasando a históricos como el húngaro Sándor Kocsis, su entrenador del mundial anterior Jürgen Klinsmann, los dos con 11 goles; al Rey Pelé con 12 goles, a Just Fontaine con 13, a su también compatriota Gerd Müller y finalmente terminaría a un gol de Ronaldo que aún mantenía vivo el registro del 2006.

Cuarto mundial en las tierras de Ronaldo

Para su cuarto mundial consecutivo, Klose ya de 36 años veía muy complicada sus opciones, por eso, años anteriores salió del Bayern Münich a la Lazio italiana para tener más continuidad. Con los bávaros estuvo del 2007 al 2011 donde jugó un total de 149 partidos y anotó 52 goles.

Dentro de los otros registros que tiene Klose es que hasta el último partido preparatorio a Brasil 2014 estaba igualado con 68 goles con Gerd Müller, compartiendo el puesto como máximos goleadores de la selección alemana. Pero en el duelo de despedida de su país contra Armenia anotó el gol 69 y se convirtió en el exclusivo goleador.

El primer partido en Brasil no lo jugó, el segundo tampoco aparecía entre los titulares pero su técnico Joachim Löw decidió que ingresara al minuto 70 en el duelo contra Ghana en el Estadio Aderaldo Plácido Castelo de Fortaleza. Y en tan solo un minuto en cancha, haciendo su debut en las canchas brasileñas, interceptó un balón al borde de la línea y conectó su gol número 15 en los mundiales igualando la marca de Ronaldo.

No será Miroslav Klose un jugador como Pele, Maradona, Ronaldo, Messi o Cristiano Ronaldo, pero es de esos delanteros que cuando tienen una oportunidad saben concretar en el momento preciso y su falta de técnica como los grandes de la historia ha sido suplida con la gran astucia que tiene frente al arco. Ahora solamente le falta un solo gol para quedar como el máximo goleador en la historia de los mundiales y si esta Copa del Mundo ya es entretenida, con el gol que le falta a Klose le da más condimento.

SUS 15 GOLES