El primer paso no fue fácil

55

Enfrentar rivales que cierran espacios y se posicionan más cerca de su portería; son un problema para la “Roja”, ya que no logra dar con la solución necesaria para obtener buenos resultados. Aspecto a corregir con urgencia.

Chile logró imponerse a Ecuador en el debut de la Copa América. Conseguir el triunfo era vital para la escuadra dirigida por Jorge Sampaoli. De algún modo ayuda a descomprimir la presión, a tranquilizar al plantel de cara a los próximos encuentros.

Sin embargo, a pesar del dominio que los anfitriones ejercieron sobe su rival, conseguir el triunfo no fue fácil. La “Roja” careció de claridad y, por momentos, de transiciones más rápidas para intentar sorprender a los dirigidos por Gustavo Quinteros; quienes redujeron de forma muy inteligente los espacios, esperando el error del contrario para atacar a través del juego directo.

La elaboración estuvo presente en la escuadra nacional. Este término es indispensable para Jorge Sampaoli, quien poco a poco lo ha ido introduciendo en el camarín de Chile. La posesión, el protagonismo, el buscar siempre el arco rival; son conceptos que el cuerpo técnico de la Selección no transa. En vez de reemplazarlos, los complementa con la nueva propuesta: disminuir intensidad, más elaboración. ¿La idea? Atacar con más claridad, reducir espacios entre líneas y así evitar perder el balón en zonas de riesgo que puedan costar un gol. Chile corre menos, juega más. El plan quizás aún no está bien asimilada por los jugadores, pero va bien encaminado y eso el cuerpo técnico lo sabe.

“Cuando uno no concreta el dominio que genera pasan este tipo de cosas, el rival se tranquiliza, pasa de ser controlado a generar unas contra. Tuvieron un tiro en el palo y algunas aproximaciones. Hubo un rasgo de imprecisión que por el protagonismo nos jugó en contra”, declaró Sampaoli tras el partido ante Ecuador.

Chile debe encontrar la fórmula para transitar adecuadamente entre el dominio que logra ejercer en el campo de juego y la capacidad de generar una cantidad suficiente de aproximaciones que le permitan llegar al gol, ojalá, en más de una ocasión. Eso, ante Ecuador, no se vio evidenciado, y no es algo que se haya presentado recientemente. Ya se ha visto a Chile en esta situación: enfrentando a rivales que cierran espacios y se posicionan más cerca de su portería; sin lograr dar con la solución precisa para obtener buenos resultados.

“Tuvimos el balón, manejamos las acciones del partido. Quizás no hicimos tanto daño como tuvimos que haber hecho, pero ganamos”, explicó Claudio Bravo terminado el encuentro, consciente de que lo sucedido ante la “Tricolor” debe corregirse lo antes posible para evitar contratiempos si se quiere conseguir la victoria en los próximos compromisos.

Ganar siempre es importante y Chile dio el primer paso. Ahora, debe enfocarse en corregir errores para mejorar la idea. Encontrar equilibrio es fundamental y la “Roja” tiene que conseguirlo antes del próximo lunes, cuando tenga que enfrentar a México.



“El futbol no es una cuestión de vida o muerte, es mucho más que eso”. Si concibes la frase, hablas mi idioma. En Twitter lo encuentras como @nicoeac