El cuadro del “viaducto” logró un inédito título internacional el año 2007, tan sólo a 5 años de debutar en la Primera División de Argentina.

Arsenal de Sarandí, el equipo de la familia Grondona, vivió el año 2007 uno de sus más grandes hitos al coronarse campeón de la Copa Sudamericana, derrotando en la final al América mexicano, devolviendo a CONMEBOL el honor perdido el año anterior, cuando Pachuca se coronó vencedor ante Colo-Colo.

De la localidad de Sarandí, en Avellaneda, el Arsenal argentino mezcla el celeste y rojo en su uniforme a modo de homenaje a los grandes del lugar, el rojo por Independiente y el celeste por Racing. Fundado el año 1957, sólo había accedido a la máxima categoría del fútbol trasandino el 2002, haciendo aún más meritorio todo el periplo para obtener la copa.

Tras rematar quinto en la clasificación general, Arsenal clasificó a la copa junto a Boca Juniors, River Plate, Estudiantes de La Plata, San Lorenzo de Almagro y Lanús. De este modo fue emparejado ante San Lorenzo, al que eliminó tras empatar 1-1 como local y vencer 3-0 en condición de visita. 

El siguiente rival fue brasileño, se trataba del Goiás, al que venció 3-2 en Brasil y tras empatar 1-1 en Sarandí lograba avanzar de fase. Luego fue el turno de las “Chivas” de Guadalajara. El partido de ida en Argentina terminó 0-0 y en la vuelta los del “viaducto” se impusieron 3-0 en Jalisco, accediendo a la semifinal, donde enfrentarían a River Plate. Luego de empatar ambos encuentros sin goles, Arsenal se impuso por lanzamientos penales 4-2, lo que decretaba el paso a la final del “pequeño gigante” argentino frente a una multitud “millonaria” en el Monumental de Núñez.
Así se llega a la gran final, ante el América de México, que contaba entre otros importantes jugadores , con el chileno Ricardo Rojas. La ida fue el 30 de noviembre en el estadio Azteca y sorprendentemente la visita impuso su juego, merced a un tremendo jugador como Alejandro “Papu” Gómez, quien con dos golazos contribuyó a la victoria 3-2.

Pero la emoción no puede faltar en instancias claves y es que Arsenal sufrió en el duelo de vuelta, jugado el 5 de diciembre en el estadio Presidente Perón de Avellaneda, ya que iba 0-2 en desventaja, lo que permitía a los mexicanos alzarse con el título de campeón y repetir la hazaña del también mexicano Pachuca. Sin embargo, a falta de 7 minutos para el final, Martín Andrizzi, quien había ingresado a los 18’ del segundo tiempo, marcaría un gol histórico para Arsenal, pues por cantidad de goles de visita se titulaba campeón de la Copa Sudamericana 2007. 

El pitazo final del árbitro hizo estallar en júbilo a las 25 mil personas que presenciaron la gesta en el “Cilindro” de Avellaneda y le dio grandeza y honor a un equipo poco acostumbrado a los títulos, pero que obtendría el siguiente año la Copa Suruga Bank en Japón y otros campeonatos a nivel nacional.

Además, estableció un récord curioso, ya que es el único campeón que no pudo vencer como local, ya que sumó 3 empates y una derrota, mientras que de visita el registro es excelente, ganando 3 encuentros y sólo empatando uno.

 Este es el gran Arsenal de Sarandí, el campeón sudamericano del 2007.

Rodrigo Orellana

Hincha común y corriente de la U, viviendo en Longaví, Región del Maule, periodista frustrado, desde el 18 de mayo de 2013, columnista y redactor en SolamenteFútbol.cl. Sígueme en mi Twitter @RodrigOrellanaF

Twitter