El título loíno de 1992

67

Tras una gran década de los ´80, Cobreloa quería seguir su racha de éxitos esta vez en los años ´90, deseo que se pudo alcanzar de manera rápida. Cuatro años después de conseguido su último título, el de 1988, los zorros del desierto volvían a alzar una copa a nivel nacional, esta vez en el campeonato de 1992.

Por aquellos tiempos todavía se disputaban los campeonatos a dos ruedas en el sistema de todos contra todos. Los torneos eran largos y bastante disputados, lo cual quedaría de manifiesto en esta temporada, la 60° de torneos nacionales de primera división. 16 eran los equipos en competencia para animar una competición que vería a Cobreloa alzar su quinto título. Como si fuera poco, no sólo consiguió coronarse como campeón el elenco dirigido en ese entonces por José Sulantay, sino que además batió el récor de partidos invictos en una temporada, hablando claro de la realidad chilena, con 26 encuentros sin conocer de derrotas.

En un total de 30 partidos jugados, Cobreloa obtuvo 17 victorias, 10 empates y tan sólo 3 derrotas, lo que le entregaba un coeficiente de rendimiento del 73% gracias a los 44 puntos obtenidos. Marcó 56 goles, recibiendo 31 en contra. El elenco naranja fue secundado en la tabla de posiciones por su archirrival Colo-Colo, con quien disputo el título hasta la penúltima fecha, alcanzando una diferencia de puntos por sobre el cuadro albo que le permitían adjudicarse la temporada 1992. Al cierre del torneo, Cobreloa superaría por 2 unidades a su clásico rival. Justamente en el Estadio Monumental inició el periplo calameño hacia el ansiado título, cayendo por 4 a 2 ante el conjunto local, gracias a los goles de Borghi en dos ocasiones, Pizarro y González. Los descuentos fueron obra de Vera y Miranda.

En la historia de triunfos loína, siempre ha sido preponderante el Municipal de Calama, reducto en el cuál siempre ha sido complicado batir al conjunto del Loa. Para la presente temporada, tras iniciar con una dura derrota como visitantes, la localía empezó a jugar su rol, ya que Cobreloa no cedería puntos en esa condición, aun cuando la primera rueda no fue muy favorable. Empates con Coquimbo, Universidad Católica, Everton y La Serena, opacaban los apenas tres triunfos conseguidos en Calama, ante Palestino, Antofagasta y Temuco. A esto se agrega además el empate conseguido como forasteros en el Estadio Nacional ante Universidad de Chile sin goles.

Los loínos no tenían para nada un mal pasar en el torneo de 1992, mantenían un invicto de varias fechas, pero de todas maneras no estaban tranquilos, pues hacía falta poder hacerse respetar en su cancha, y la segunda rueda iniciaría con esa impronta. De locales en Calama, gracias a anotación de Héctor Puebla, los naranjas cobraban revancha del inicio del torneo y vencían por 1 a 0 a Colo-Colo. A esta victoria se suman las conseguidas ante Unión Española por 4 a 1, frente a Huachipato por 2 a 0, también el 2 a 1 ante Concepción, mismo marcador por el que se superó a Universidad de Chile, además de los triunfos por 3 a 1 ante O´Higgins, de 4 a 0 ante Cobresal y el recordado 3 a 2 ante Fernández Vial que permitió sellar el campeonato. Además como forastero le robó un empate a Universidad Católica en San Carlos.

El goleador naranja en esta temporada fue Juan Covarrubias con 11 anotaciones, secundado por Marco Antonio Figueroa, que alcanzó las 8 dianas. Ese Cobreloa contaba en sus filas además con Leonardo Canales, Mario Osben, Pedro Jaque, Marcelo Miranda, Claudio Tello, Fernando Cornejo, Carlos González, Héctor Puebla y Jaime Vera.



Licenciado de Sociología, 24 años, Osornino. Apasionado desde siempre por el deporte rey gracias a mi abuelo. Hincha de Cobreloa. Bielsista.