A mí al menos esa sensación me deja, nunca había visto un equipo tan fuerte y con tanta hambre de triunfos. Y como dijo Alexis Sánchez “Hay que disfrutar de esta generación”.

Luego de la derrota de Chile en la final, y obtención del segundo lugar de la Copa Confederaciones, aparece el balance de esta selección o “generación dorada”, como es conocida. Para mí y creo que para gran parte del mundo futbolero del país, este grupo de futbolistas que ha conseguido 3 finales en solo 3 años es admirable y es el mejor equipo en la historia de nuestro fútbol, por títulos, por nombres y por actitud.

Para comprender el auge de esta selección, es necesario retroceder 10 años hacia el mundial sub-20 de Canadá 2007, cuando nombres como Medel, Isla, Vidal y Alexis comenzaban a consolidarse, demostrándolo además con el tercer lugar obtenido en aquella cita planetaria. En ese mismo año, llegaba a la banca nacional, el señor Marcelo Bielsa, el gran transformador del actual proceso, a mi parecer.

Con Bielsa, esta generación de futbolistas aprendió sobre la intensidad en el fútbol, presionar e ir a ganar a cualquier cancha del mundo. Se le perdió el miedo a grandes rivales que por años nos goleaban o nos daban clases de buen fútbol. Con el “loco” en el Mundial de Sudáfrica 2010 lamentablemente solo se llegó a octavos de final, pero se estableció una nueva forma de plantear el fútbol, los jugadores le creían y comenzaban a tener una mentalidad ganadora.

Luego vendría Jorge Sampaoli como DT de la banca nacional, con el casildense logramos nuestra primera Copa América, después de casi cien años desde su creación, por fin el equipo chileno se alzaba con la copa.

Con Juan Antonio Pizzi, se reafirmó todo lo que la selección venía haciendo, con la Copa Centenario del año 2016. Mucho se podrá discutir la importancia de aquella copa, pero lo cierto es que la Roja consiguió dos títulos de América en tan solo dos años.

Ahora en el año 2017, este equipo instaló a la “Roja de todos”, en una nueva final. Duele perder frente a los alemanes y más duele caer, por un error fortuito de Chelo Díaz. Sin embargo, la sensación que queda es que los jugadores se entregaron por completo, demostraron sacrificio, garra y ataque hasta el minuto 94, y eso es valorable y aplaudible.

No se puede ocultar lo que hizo el equipo chileno del mundial del año 62’ con el tercer lugar, o las apariciones de la Roja en mundiales como el del año 1982 o 1998, pero este equipo actual de futbolistas creo que está por sobre todo lo anterior, o a mí al menos esa sensación me deja, nunca había visto un equipo tan fuerte y con tanta hambre de triunfos. Y como dijo Alexis Sánchez “Hay que disfrutar de esta generación”.

Francisco Muñoz

Periodismo U.Diego Portales

Facebook Twitter