Es tiempo de mirarse, de asumir las responsabilidades

619

Está casi demás escribir que la paciencia en Viña del Mar se agotó. Esto pues más allá del enojo, la pena, la rabia, frustración y todas emociones que nos produce nuestro estado actual, ya no basta con mirar hacia abajo, arriba o algún lado para buscar culpables, porque lo que nos pasa no es un síntoma sino que es una enfermedad y es crónica.

Han pasado ya 8 fechas del campeonato (que ahora es largo) y solo se cuenta con un triunfo de forastero y otro de local. UN triunfo en Sausalito, en nuestra ciudad, en este recinto que antes era temido por los clubes de todo el país. Nuestro templo, que antes era casi inexpugnable se ha convertido casi en un comodín de algún juego de azar.

Nos han perdido el respeto, pero ¡qué importa lo que piensen los demás clubes!, porque lo que importa es que nosotros/as hinchas de Everton de Viña del Mar ya nos perdimos el respeto hace tiempo. Campaña tras campaña buscamos justificaciones: “esto es culpa del técnico”, “los refuerzos no rinden”, “la dirigencia no invierte”, etc. y así podría seguir por planas y planas de “excusas”, porque eso son: excusas.

Lo grave de buscar excusas y excusas año tras año, es que no nos responsabilizamos de lo que nos pasa. Pareciera que nuestra enfermedad es de algún agente externo, de alguna especie de virus que nos ataca temporada tras temporada. El llamado es a asumir que si estamos enfermos/as es porque muchas cosas, todos y todas, nosotros y nosotras hinchas de Everton de Viña del Mar, hemos estado haciendo mal.

Nos duele ver al equipo “jugar a nada”, nos duele “coquetear con las últimas posiciones en la tabla”, pero lo que más nos frustra y desgarra es sentir que no podemos hacer nada o casi nada. Porque el club esta manejado por un grupo extranjero en su 80%, ya que la S.A. anterior administración decidió “vendérselo” (regalárselo). El cuestionamiento interno es en este punto.

Si el club ya no es de los/as hinchas, si nuestra camiseta tiene más auspiciadores que un canal de tv, si nuestro plantel no se refuerza, si el precio de las entradas es excesivo, si varios/as de nuestros/as hinchas no pueden ingresar a Sausalito, ¡ES PORQUE NOSOTROS Y NOSOTRAS LO HEMOS PERMITIDO!

Se agotó la paciencia, es verdad, ahora es el tiempo de responsabilizarnos de nuestra enfermedad y buscar juntos/as las formas de salir de esto. El volver a reír, alegrarnos y gritar: ¡DEPENDE DE TODOS/AS!



Rincón Oro y Cielo, el programa de los hinchas de Everton, con la información de todas las divisiones del elenco ruletero. Todos los jueves a partir de las 21 hrs. en nuestro Facebook Live (facebook.com/elrinconoroycielo)