La dirigencia, en una estrategia de marketing un poco tardía, (podrían haber hecho 2×1 con el partido de Colo Colo y Antofagasta), al fin le hizo un cariño a la fiel hinchada Oro y Cielo que ha acompañado durante todo el año al equipo a pesar de los precios de los abonos y a pesar de las muchas trabas que significan comprar una entrada, como el pequeño espacio en el “Boulevard” o las fallas que presenta el sistema de Mundoacceso, esta vez poniendo las entradas a 3×1 en todas las localidades del estadio, incluso los abonados podían retirar dos entradas para invitar más personas, pero tal vez la hora del partido, el frío de la tarde o la decepción de quedar en el camino por la lucha del título, hizo que llegaran los mismos 5.000 forofos de siempre, los cuales vieron un partido lento, aburrido, sí digámoslo por su nombre, un cotejo donde Everton a pesar de dominar la mayoría del encuentro, no tuvo la profundidad necesaria para dañar mayormente a “Los Pumas”, quienes vinieron con un planteamiento cauto y defensivo, buscando el error del local y las individualidades de sus delanteros. Everton, más allá del gol y un cabezazo de Óscar Salinas que el meta “puma” sacó de gran manera, no hizo mayor daño, para que hablar de Antofagasta que pareció literalmente que solo fue de “visita”.

Luego de la triste (y polémica) derrota ante Colo Colo, que significó bajarse de la disputa del torneo y el fin a la ilusión de bajar la “Quinta”, Everton quería despedirse de Sausalito con un triunfo y así cumplir con uno de los objetivos planteados para este semestre: asegurar un cupo a torneos internacionales.

Un triunfo que estuvo marcado por las ausencias de Ochoa, Carreño y Rubio que fueron reemplazados por Medel, Leyton y Becerra respectivamente, todos de buen cometido individual, pero que a nivel de equipo no pudieron ser del todo incisivos o determinantes para generar mayores ataques y así, tener una mejor efectividad frente al arco de los nortinos. Es más, el único tanto del encuentro fue una jugada, casi de otro partido, una buena triangulación entre Cuevas, Becerra y Mugni que batió a Garcés, para festejar su primer gol en el presente torneo (había anotado solo en Copa Chile este semestre) y el que nos daría los 3 puntos esa noche. Fue una
noche donde no se vio el fútbol dinámico al que nos tiene acostumbrados Vitamina y donde primó el pragmatismo para asegurar el victoria, que sirvió en lo anímico por lo acontecido contra Colo-Colo y lo más importante, porque nos devuelve a un certamen internacional, asegurando un cupo en la Copa Sudamericana 2018 por segundo año consecutivo, pero el premio puede ser más jugoso, ya que si los “ruleteros” derrotan a Unión Española el Sábado en el Santa Laura, se asegura el segundo lugar de la tabla lo que significaría jugar el duelo de subcampeones ante la Universidad de Concepción y que tiene como premio, participar de la Copa Libertadores en su fase de pre grupos. ¿Quién lo hubiera dicho? Hace aproximadamente un año y medio estábamos disputando la posibilidad de un ascenso y ahora podemos celebrar la clasificación consecutiva a un torneo internacional por primera vez en la historia del club. Digan lo que quieran, pero deportivamente estamos donde lo merecemos y aunque nos pongamos cada vez más exigentes, en el fondo son cosas que nos alegran.

Partido Aparte

Uno que vivió un duelo aparte fue Eduardo Lobos que volvía a encontrarse con el público “Oro y Cielo” luego de la polémica vivida el partido pasado contra los “albos”. Polémica que causó molestia y vaya que se lo hicieron saber. “Lobos ya se va”, “Aquí en Viña ya no te queremos más” eran algunos de los cánticos que se podían escuchar en el Sausalito, sumado a la lluvia de pifias que se percibía cuando el golero tocaba la pelota y si a eso le agregamos el lienzo que pasearon por la ciudad, podemos entender que el malestar es mayúsculo y la situación insostenible.

¿No se lo merece? ¿Se acabó la paciencia? ¿Impresentable? ¿El hincha siempre tiene la razón? Cada uno tiene su opinión. Como asistente al reducto deportivo, los hinchas tienen derecho a manifestar su apoyo o malestar, es parte de lo que ofrece la asistencia a un evento deportivo. La realidad es que la mayoría de la gente quiere al ex Colo Colo, ex Unión Española, ex Cobresal, fuera de Everton y de Viña del Mar.

Rincón Oro y Cielo, el programa de los hinchas de Everton, con la información de todas las divisiones del elenco ruletero. Todos los jueves a partir de las 21 hrs. en nuestro Facebook Live (facebook.com/elrinconoroycielo)

Facebook Twitter