El mundo del fútbol, y especialmente el naranja, se visten de luto tras conocerse la noticia del fallecimiento de Luis Garisto, ex defensa y ex entrenador uruguayo, a la edad de 71 años. El nacido en Montevideo fue parte de las filas de Cobreloa entre 1977 y 1978, cuando el club ascendió a Primera División.

Su carrera deportiva comenzó en Racing Club de su natal Montevideo, entre 1960 y 1961, para luego jugar en Defensor Sporting, Sud América por siete años y dar el salto al poderoso Independiente de Avellaneda en el que ganó dos Copas Libertadores en sus ediciones de 1972 y 1973, en las que enfrentó a Unión Española y Colo Colo respectivamente. Después volvería a Uruguay para recalar en Peñarol y fue parte del proyecto del recién creado Cobreloa de Calama en que ascendió a Primera División y se retiraría en el cuadro nortino en 1978.

Como entrenador dirigió entre otros equipos a Atlas de Guadalajara, Unión de Santa Fe, Banfield, Estudiantes y Gimnasia y Esgrima La Plata, Peñarol, pero en el club que pudo hacer historia grande fue en el mismo que lo vio despedirse de las canchas, Cobreloa, donde ganó el Torneo de Clausura 2003 en una infartante final de vuelta en el Estadio Monumental contra Colo Colo, siendo el único equipo chileno hasta la fecha en coronarse campeón en ese estadio.

Fue su único título como entrenador, jugó un solo mundial en 1974 y se retiró en 2009 en Central Español de Uruguay. Pero la memoria loína lo tendrá siempre como el técnico que le llevó a la ciudad de Calama su séptima estrella y ante el rival “de toda la vida” en su propio reducto. La gratitud de todos los hinchas naranjas está con usted y desde esta tribuna enviamos las mayores condolencias a la familia.

Rancagüino de nacimiento, viviendo en Concepción. 23 años. Estudiante de Ingeniería (E) en Ejecución e Informática. Amante de los idiomas

Facebook Twitter Skype