En SolamenteFutbol.cl quisimos darle énfasis a otros deportes, y uno que poco a poco gana adeptos en nuestro país es el fútbol americano (que no se parece en nada al fútbol que todos conocemos), principalmente a través de lo que vemos en la NFL, la popular liga estadounidense que está por arrancar una nueva temporada.

Antes de hablar sobre lo que se viene, consideramos necesario instruir un poco sobre de qué se trata este deporte, para que el lector algo entienda cuando más adelante nos metamos de lleno en la actualidad de la liga.

El juego propiamente tal

Partimos desde lo básico señalando que el fútbol americano se juega con un balón ovalado, similar al de rugby, pero más chico, un equipo ataca y el otro defiende, 11 hombres por un lado y 11 por el otro, cada equipo dispone de distintas formaciones dependiendo si está a la ofensiva (o sea cuando tiene el balón y su mariscal de campo maneja los hilos buscando anotar a través de un touchdown o en su defecto por un gol de campo) o si está defendiendo (la defensiva entra en acción cuando el rival tiene el balón, su misión es detener cada ataque de él) es decir, los 11 que juegan cuando el equipo está a la ofensiva, no son los mismos que lo hacen cuando el mismo equipo defiende, así, podemos hablar de diversos cuadros dentro de un mismo equipo, es por ello que cada franquicia de la NFL tiene un entrenador en jefe, un coordinador ofensivo y otro defensivo, además de un coordinador de equipos especiales (equipo que entra cuando hay patadas) entre otros miembros que de cada staff técnico.

La ofensiva de un equipo de fútbol americano está compuesta por distintos jugadores, siendo el principal el mariscal de campo o quarterback, que es quien da los pases y decide el destino de cada jugada y está acompañado de corredores y receptores, que son los encargados de avanzar en el terreno cuando el equipo ataca, ya sea acarreando por tierra o por aire a través de los pases, a ellos se les suma la línea ofensiva, que se encarga principalmente de proteger al mariscal y de abrir espacios cuando el corredor acarrea.

Mientras tanto, la defensiva de un equipo de fútbol americano está compuesta por la línea propiamente tal (encargada de ir al choque contra la línea ofensiva rival), los apoyadores o linebackers, que se ubican por detrás de la línea defensiva y tienen como misión bloquear los pases del mariscal rival además detener al corredor, los profundos o safeties, que pueden bloquear los pases profundos o también sorprender presionando al mariscal y por último los esquineros o cornerbacks, que son quienes marcan a los receptores rivales.

Otro elemento muy común en un partido de fútbol americano son las patadas, y las hay de distinta naturaleza, ya que en primer lugar tenemos el kickoff, que es la patada que da inicio tanto al partido como al segundo tiempo (también para iniciar el tiempo extra cuando hay empate luego del tiempo reglamentario); también tenemos el popular gol de campo, que se ejecuta cuando un equipo llega cerca de la zona de anotación rival pero no logra capitalizar un touchdown, por lo que debe conformarse con ello y sumar menos puntos; el otro tipo de patada es el despeje, que se produce cuando un equipo no logra avanzar lo suficiente dentro de las 4 oportunidades que tiene para hacerlo, por lo que debe devolverle el balón al rival porque no está en rango de gol de campo. Cabe señalar que tanto el kickoff como el despeje, es recibido por un jugador rival que tiene la opción de acarrearlo hasta que sea detenido, llegando incluso al touchdown.

Ya señalamos que para las patadas, los equipos disponen de una formación especial, que no es ni la ofensiva ni la defensiva, aunque pueden participar jugadores de una u otra.

Para la segunda parte nos meteremos ya en las dimensiones de la cancha, las anotaciones, tiempo de duración de un partido y en todo lo didáctico, de manera que lleguemos al comienzo de temporada entendiendo un poco más esta hermosa disciplina.

Joaquín Candia

Sancarlino, fanático de los deportes gringos, del popular.

Twitter