Ganar es ganar y Everton con necesidad tiene cara de hereje

690

¿Qué importa que haya sido el equipo incoloro? ¿Y si hubiera sido el equipo del Sur de Viña? Bien, ganar sólo significa por estos tiempos ganar; y esta vez pasó; ganamos; algo que por obligación se debe hacer siempre de local y sobre todo en la posición incómoda de descenso en que nos encontramos. Javier Torrente por fin pudo plasmar en cancha todas las ideas y porcentajes que siempre hace referencia cuando habla con la prensa y con un contundente marcador, el Oro y Cielo auspiciado por el campeón de “Poker Star” Patricio Rubio, fue el justo merecedor de conseguir los tres puntos. Muchos dirán que fue sólo fortuna, o cansancio del rival, otros se preguntan ¿Donde estaban estos “hueones” de Everton?, pero lo cierto es que Everton sigue vivo en este campeonato Scotiabank 2018 y ya respira más cerca de los que en los papeles deberían estar “tostando” los pies en la zona de descenso.

8 de los últimos 12 puntos ha sumado Everton de la mano de Javier Torrente, una racha de 4 partidos sin conocer la derrota.

La racha de cuatro partidos sin conocer la derrota, tienen al equipo ruletero a sólo tres cuerpos de distancia de Curicó y a cuatro del lote más numeroso de equipos con olor a establo. Los dos empates conseguidos, uno frente a Huachipato de local y el otro frente a Temuco, en una tierra “indomable” donde los ruleteros no pierden ya hace tres campeonatos consecutivos; hacen que el “Ever for Ever” reviva por la pelea de la permanencia y haga que la fe regrese a los hinchas oro y cielo. Sin embargo, hay algunos que sostienen la idea de que todo está perdido. En cuestión de opiniones hay de todo, nosotros damos la preferencia a ser más optimistas y que lucharemos hasta el final por no descender y no darnos vuelta la chaqueta tan rápido como otros que ya nos sacramentaban como muertos.

Lo del domingo al medio día fue la demostración de que, en este mismo equipo, salvo con algunos nombres distintos y puntuales; el alzhéimer futbolístico no existe y que el talento individual y colectivo se debe pulir como los diamantes en bruto. Un equipo versátil que ataca frontal, rápido y en profundidad, pero cuando defiende lo hace con fiereza y orden táctico. Claro, el rival también tiene que decir algo al respecto y lamentó la ausencia de su jugador más valioso para este partido; nos referimos a Eduardo Lobos que está de lo más feliz en el puerto pirata.

A Torrente se le olvidó lo “bielsista” por este partido y no abusó de la “polifuncionalidad” de los jugadores he hizo lo que hace mucho tiempo debió haber pasado en Sausalito: Pato Rubio de centro delantero, Diego Orellana jugó de volante de corte junto al fenómeno del momento Benjamín Rivera, Dylan Zúñiga es enviado como lateral izquierdo y Camilo Rodríguez volvió a usar la banda derecha como lo era en antaño. No hay espacio para inventos, no hay milímetros para improvisar, el domingo Everton venció con claridad porque jugó con especialistas en sus posiciones y ese es mérito del rosarino.

Póker de Patos y pelota para la casa… Patricio Rubio entra en la historia de Everton por ser el segundo en llenarle el saco al indio con 4 goles, el primero fue Angel Reynoso en 1955 también con Everton de Viña del Mar.

No hubo puntos bajos, y aquellos que se les cuestionaba un poco el nivel, fueron los encargados de dar la cuota máxima de “cardio” casi infinito en la marca y buen fútbol en ataque para dominar al agrandado equipo popular, que venía con la chiva de pasar de ronda frente al “Timao” más malo de la última década.

No se nos estaban dando las cosas, se dominaba, pero no se anotaba, se convertía, pero lo justo, y cedimos puntos importantísimos con rivales directos por zafar del infierno del potrero, pero ya se ve una máquina más aceitada y con jugadores que están retomando su nivel, poniéndose en sintonía con quienes estaban dando todo el “fua”.

A los rendimientos individuales de Cristopher Toselli, Juan Cuevas y Cristián Suárez; hay que sumar la recuperación física de Oscar Salinas y el instinto goleador de Rubio que son la batuta de este nuevo Everton que nos da la ilusión de seguir en Primera y no pasar más vergüenzas en la zona baja de la tabla.

Lo de Benjamín Rivera no da para análisis; anuló al hombre de los grafitis en el Monumental de Lima por completo y partido a partido entrega un despliegue físico, táctico y técnico; buen fútbol y AMOR POR LA CAMISETA DE EVERTON DE VIÑA DEL MAR, algo que veníamos diciendo desde que asumió Pablo Sánchez que no le dio la posibilidad cierta de jugar en primera, pero fue el primero en darle un espacio junto al primer equipo cuando sólo jugaba en la Sub 17.

Benjamín Rivera, el todo terreno Evertoniano Sub 20 que partido a partido va sumando experiencia en primera división.

Estamos locos en Everton, pero estuvimos deschavetados cuando pensamos que “Tito” Tapia nos llevaría a lo alto del fútbol nacional. Fue como una especie de venganza luego de su despido cuando se renovó a Lobos hasta el 2019 después de la paupérrima campaña tanto en la “B” como en la primera división. Nos damos el tiempo de opinar de “El mejor DT del año 2014” porque es la mentira más grande que inventó la prensa futbolera, que le da más tribuna al cansancio del viaje desde Brasil y no a los méritos y garra del “Ever for Ever”.

Pierden en la cancha como futbolistas y como personas… Los rayados de camarín pasaron de moda al parecer.

Quedan ocho finales, ocho equipos distintos, pero un sólo rival a vencer: “El Descenso”, y es por eso que da lo mismo si derrotamos al más ganador de Chile o si le ganamos al “Tricolor” de Paine; porque al final del camino sólo quedará como un dulce recuerdo de un amargo año. La importancia de este triunfo es que sumamos por obligación de local y volvemos a respirar por nuestros propios medios.

El receso por fecha FIFA nos deja vacantes, no hay Copa Chile para nosotros, pero sí una serie de amistosos por confirmar, porque el que viene después del “dieciocho” es Unión Calera de Víctor Rivero, serio e impensado candidato a bajar la estrella, para mí; obligados a ganarles, mucho más importante que al regalón de la prensa y de los de Colina 1; por el momento futbolístico actual, porque tenemos la necesidad, cara de hereje y porque no queremos volver al infierno.



Rincón Oro y Cielo, el programa de los hinchas de Everton, con la información de todas las divisiones del elenco ruletero. Todos los jueves a partir de las 21 hrs. en nuestro Facebook Live (facebook.com/elrinconoroycielo)