Gerardo Martino: el entrenador que los europeos “dicen conocer”

102

El ex entrenador “leproso” fue presentado hoy como nuevo estratega del Barcelona. Aquí en SolamenteFutbol.cl repasamos su carrera como entrenador.

Los inicios del “Tata” como director técnico no fueron sencillos. Su poca experiencia y la “juventud” para ser estratega le cerraron las puertas en muchos clubes. Con tan solo 36 años y apenas dos de retirado, fue el modesto Almirante Brown de Arrecifes quien le dio la oportunidad de debutar como entrenador en el año 1998. En ese entonces, el equipo “verdinegro” jugaba en la B nacional de Argentina desde hace dos años. Una campaña regular con el Almirante Brown de Arrecifes (terminó octavo en la zona interior) atrajo las miradas de muchos equipos, pero el ex jugador de O’Higgins tomó el desafío de dirigir a Platense, equipo que había descendido recientemente a la B nacional. El objetivo del ascenso no se cumplió (el cuadro dirigido por Martino quedó en décimo lugar) y el entrenador puso su cargo a disposición. En el 2000, otra vez un equipo recién descendido a la segunda categoría del fútbol argentino ponía sus ojos en él: Instituto de Córdoba. Con el cuadro “albirrojo” realizó una gran campaña, donde alcanzó las semifinales en la lucha por el ascenso (perdió contra Banfield que, a la larga, fue el equipo que ascendió).

Con esta última campaña realizada en el cuadro de Córdoba, Libertad de Paraguay fue quien decidió contar con sus servicios en el año 2002. Cabe destacar que además de ser la primera experiencia en el extranjero para el “tata”, también sería la primera en la división de honor en algún país. Con el cuadro “repollero” obtuvo el Torneo Apertura 2002 (derrotando en la final a Cerro Porteño), el campeonato absoluto (victoria 6-2 en el global contra 12 de Octubre) además del subcampeonato en el Torneo Clausura 2002. Para el año 2003, Libertad fue el mejor equipo del torneo obteniendo el Campeonato Apertura (derrotó a Guaraní) y el Clausura (triunfo desde los doce pasos contra Olimpia) lo que le permitió obtener de manera directa el Campeonato Absoluto 2003. En el plano internacional, Libertad llegó a cuartos de final en la Copa Sudamericana 2003, donde fue eliminado por River Plate de Argentina. El 2004, Gerardo Martino dirigió a Cerro Porteño, donde obtuvo el Torneo Apertura, Torneo Clausura y por ende el Campeonato Absoluto de ese mismo año. Con “el ciclón de barrio obrero”, disputó la Copa Sudamericana del 2004, donde llegó a cuartos de final, siendo eliminado por Boca Juniors en la tanda de penales. A final de ese año, Martino renunció a la banca de Cerro Porteño para tomarse un descanso después de dos años intensos en el fútbol paraguayo.

Cuando comenzaba a disfrutar su descanso, la primera división de su país natal sería su próximo destino. Colón de Santa Fe puso todas sus ilusiones en el DT multicampeón paraguayo, pero los malos resultados apuraron su salida del cuadro “sabalero”. Apenas se confirmó la salida de Martino, Libertad volvió a interesarse en sus servicios y así asegurar éxitos como en su primera etapa. En este segundo ciclo, obtuvo el Torneo Apertura 2006. En el plano internacional, Libertad llegó hasta las semifinales de la Copa Libertadores de ese año, donde en la segunda fase ganó el grupo que compartía con River Plate, El Nacional y Paulista. De ahí en adelante eliminó a Tigres de México, River Plate y quedó eliminado con el equipo que a la larga sería el campeón de la Copa Libertadores: Internacional de Porto Alegre.

Entre finales del 2006 e inicios del 2007 y tras varios conflictos en la asociación paraguaya de fútbol (APF), Gerardo Martino asumió como director técnico de la selección de Paraguay. Su debut en la banca “guaraní” fue en un amistoso disputado en Monterrey ante México con derrota por 2-1. Bajo su mando, la selección paraguaya participó en dos Copa América, llegando hasta cuartos de final en 2007 (eliminado tras un contundente 0-6 frente a México) y obteniendo el subcampeonato en 2011 (0-3 contra Uruguay). En el proceso clasificatorio al Mundial de Sudáfrica, Martino y sus pupilos obtuvieron el tercer lugar tras Brasil y Chile, a tan solo un punto de diferencia. Ya en el mundial, el cuadro adiestrado por “el Tata” compartió el grupo F con Italia, Eslovaquia y Nueva Zelanda, donde terminó en primer lugar. En octavos de final, superó a Japón desde los doce pasos y en cuartos de final neutralizó al campeón España (Cardozo falló un penal), pero David Villa se encargó de acabar con las ilusiones paraguayas. Tras la Copa América 2011 disputada en Argentina, donde Paraguay alcanzó la final, Martino decidió dejar su cargo de seleccionador paraguayo para tomarse un descanso.

Gratis3

Tras un breve receso laboral, Martino tuvo la oportunidad de dirigir al club de sus amores: Newell’s Old Boys. La tarea era difícil ya que el equipo necesitaba sumar puntos para evitar el descenso y la promoción, pero en vez de eso, Martino obtuvo el subcampeonato del Torneo Final 2012 y el campeonato del Torneo inicial 2013. En el partido para definir al campeón de campeones, perdió ante Vélez Sarsfield por 1-0. El subcampeonato del Torneo Final 2012 le permitió disputar la Copa Libertadores 2013, donde fue protagonista al alcanzar las semifinales del torneo quedando eliminado en la tanda de penales por el actual campeón, Atlético Mineiro.

Ahora su destino es Barcelona donde fue presentado el día de hoy. Martino llegó el día de ayer a tierras catalanas, se fotografió con el escudo del club y conoció las instalaciones acompañado del director deportivo “culé”, Andoni Zubizarreta.