Ghana mostró su poder y estuvo cerca de derrotar a Alemania

93

Segundo encuentro consecutivo de estás dos selecciones en los mundiales, con una Alemania que con una victoria clasificaba a octavos de final y Ghana que necesitaba los tres puntos pero con el empate 2-2 se mantiene con vida en Brasil 2014.

A las 15:00 horas de Chile comenzó la segunda fecha del Grupo G entre alemanes y ghaneses. Con el arbitraje del brasileño Sandro Ricci y con un aforo de casi sesenta mil en el Estadio Castelão de Fortaleza se vivió uno de los duelos más emocionantes de lo que va del mundial y el que tenía como condimento especial a los hermanos Boateng jugando en contra desde el comienzo.

Los alemanes que nominalmente eran locales en Fortaleza usaron camiseta completamente blanca y saltaron a la cancha con Manuel Neuer en el arco; en defensa Jérôme Boateng, Per Mertesacker, Mats Hummels, Benedikt Höwedes; un mediocampo bien nutrido con Sami Khedira, Philipp Lahm como su capitán, Toni Kroos, Mesut Özil, Thomas Müller y Mario Götze.

Ghana, en tanto, quería la revancha y en está ocasión los dirigidos por Appih estaban con indumentaria roja y con Fatau Dauda en el arco; Harrison Afful, John Boye, Jonathan Mensah, Kwadwo Asamoah en la defensa de los africanos; Mohammed Rabiu, Sulley Muntari, Christian Atsu, Kevin-Prince Boateng y André Ayew como un nutrido mediocampo para dejar solo en la delantera a su goleador y capitán Asamoah Gyan.

Los primeros cinco minutos del partido fueron absolutamente de los alemanes, monopolizando el balón y tocando sin apuros. Esto generó que el público abucheara con todo el juego en los primeros minutos, pero todos quedaron impabidos cuando un cambio de frente de Muntari al minuto 6 estuvo muy cerca de marcar Atsu.

Gratis3

Hasta los 25 minutos los alemanes seguían dominando el partido, teniendo varias oportunidades y con los ghaneses recuperando el balón de forma rápida y creando oportunidades en ataque.

Mario Götze en una de sus tantos desbordes por derecha estuvo a punto de anotar para los alemanes en el minuto 29 pero los ghaneses alcanzaron a mandar la chance al tiro de esquina.

Los siguientes minutos que le restaron al partido vieron a una Alemania bastante monótona con el planteamiento, mostrando por pasajes mucha lentitud que los ghaneses aprovechaban para acercarse al arco defendido por Neuer.

El primer tiempo terminó con un 0 a 0 y un posicionamiento por parte de los alemanes de 56% ante el 44% de los ghaneses. En ataques peligrosos estuvieron mejor los africanos con 16, en tanto, los europeos con 15.

Segundo tiempo

Jérôme Boateng no entró en el segundo tiempo y lo reemplazó Shkodran Mustafi.

El segundo tiempo siguió con más intensidad para así intentar ambas escuadras quebrar a sus férreas defensas, pero lo ghaneses aprovechaban más su velocidad de ataque y los alemanes su gran trato del balón.

Hasta que llegó el primero para los alemanes en la cabeza de Mario Götze que aprovechó que no lo marcaron los defensas y conectó el centro con algunos problemas a los 51 minutos del complemento.

El otro hermano Boateng sale del campo de juego, Kevin es sustituido a los 52 minutos por Jordan Ayew.

Tan solo dos minutos después André Ayew mediante un gran cabezazo le gana increíblemente el salto a los alemanes anotando el empate en el minuto 53.

Después del gol, los de Ghana se fueron con todo en ataque mostrando su mejor faceta ofensiva y dejando muy mal  a los alemanes.

Asamoah Gyan a los 62 minutos es habilitado y corre solo hacia el arco alemán y convierte el segundo gol para Ghana que revierte el marcador, generando el asombro de todos los asistentes y de todos los que veían el partido por televisión a esa hora.

Dos cambios hace Alemania para revertir el marcador a los 68 minutos, primero Khedira por Schweintaiger y Götze por Klose.

Tenía que venir desde la banca el histórico Miroslav Klose para anotar el empate al interceptar el cabezazo que conectó Höwedes y meter el pie al borde de la línea, para convertirse en el goleador histórico de los mundiales junto a Ronaldo.

Gyan pudo tener el tercero pero se encontró por pocos centímetros en posición de adelanto en el minutos 83.

Los últimos minutos del partido seguían en la misma tónica de ataque en los dos arcos, un partido de ida y vuelta realmente emocionante, intentando e intentando desnivelar el marcador para europeos o africanos.

Finalmente, el empate se mantuvo en Fortaleza y entregó uno de los duelos más entretenidos de lo que va de la Copa, con un seleccionado de Ghana totalmente inspirado y haciendo el partido de sus vidas pero enfrente tenían a la todopoderosa Alemania que no se rindió y empató un partido que fue histórico para Klose que igualó a Ronaldo como máximo goleador en la historia de los mundiales.

La estadística dice que los alemanes terminaron dominando el balón con un 59% pero no se veía como tal dada la intensidad con que se jugaron los últimos 15 minutos del partido. Por otra parte, en el total de intentos fueron superiores los africanos con 20, ante 11 de los europeos, también en los tiros entre los tres palos ganaron los ghaneses con 10, en tanto, los teutones tuvieron 6. Fue un correcto partido con solo una tarjeta amarilla para Sulley Muntari.