Un gran homenaje a un arquitecto futbolístico

95

En una fría jornada sabatina y con la presencia de ilustres personalidades, fue inaugurado un monumento en la calle Campo de Deportes en homenaje a Fernando Riera, entrenador de la selección chilena en la histórica campaña en la Copa Mundial de 1962, en una ceremonia marcada por la nostalgia y los recuerdos de quienes compartieron con el histórico estratega.

Leonel Sánchez, Jorge Toro, Humberto Cruz y Sergio Navarro, emblemas del tercer lugar obtenido en 1962 se dieron cita capeando las bajas temperaturas, mientras que también estuvieron presentes otras celebridades como el ex árbitro Enrique Osses, el ex jugador Miguel Ángel Gamboa, el presidente de la ANFP Arturo Salah, los entrenadores nacionales Pedro García, Roberto Hernández, Fernando Díaz, Raúl Toro y Jorge Socías, los aclamados periodistas Danilo Díaz y Luis Urrutia O´Neill, un desfile de elite que se cerró con la presencia estelar de Manuel Pellegrini, Juan Antonio Pizzi, Elías Figueroa y Jean Beausejour.

Humberto Cruz no ocultó su efusividad y emoción al momento de hablar de Riera y con su característica alegría señaló: “Don Fernando fue un padre para nosotros y ahora estamos con una generación que le ganó dos finales a Argentina, eso marca un antes y un después, sobre todo para las generaciones y los chicos que vienen de más atrás que verán que con trabajo se pueden lograr cosas”, mientras que Sergio Navarro, mítico capitán del Ballet Azul recordó con nostalgia a Riera: “Él era un padre y nosotros sus hijos, y como todo padre se muestra malhumorado,  pesado, un poco mal genio pero con nosotros fue un guía y un hombre muy sensible y así, con ese sistema le ganamos a Italia y a la Unión Soviética, campeón europeo”. Leonel Sánchez agrega: “Estuvimos muy cerca, quizás nos pesaron los nervios o nuestra falta de experiencia, pero gracias a él llegamos hasta ahí y le hicimos dos goles a Brasil ¿Qué te dice eso?, que con su trabajo y con el equipo pudimos haber logrado algo aún grande incluso”.

Frente a los logros recientes de la brillante camada de jugadores de la selección chilena en la actualidad, Sergio Navarro cierra de forma categórica: “En manos de las nuevas generaciones está respetar y no olvidar lo que dejamos, está bien, se lograron dos Copas Américas y es un hecho histórico, pero con todas las dificultades y lo que vivimos y obtuvimos con el Tercer Lugar en 1962… es justo también que se respete y no se basureé lo que nosotros logramos, tan importante como la copa que ganó la selección”.

Gratis3