John Obi Mikel: “El partido contra Argentina lo jugué mientras mi padre estaba secuestrado”

668

El jugador nigeriano aseguró que no pudo revelar antes de lo sucedido.

Nada de bien lo pasó el volante de Nigeria, John Obi Mikel, ya que mientras jugaba ante Argentina por el Mundial de Rusia 2018, su padre estaba siendo secuestrado en Lagos.

“Recibí una llamada cuatro horas antes del inicio para contarme qué había pasado. Me dijeron que matarían instantáneamente a mi padre si informaba a las autoridades o se lo contaba a alguien”, aseguró el futbolista en conversación con el medio inglés The Guardian.

“Sólo un círculo muy reducido de mis amigos lo sabía. Tampoco quería discutirlo con el entrenador porque no quería que mi problema se convirtiera en una distracción para él o para el resto del equipo antes de un partido tan importante. Por mucho que quisiera discutirlo con el entrenador, no pude”, añadió.

Además, Obi Mikel explicó que decidió jugar de igual forma el partido, por respeto al pueblo nigeriano. “No sabía qué hacer pero, al final, supe que no podía dejar botados a 180 millones de nigerianos. Tuve que apartarlo de mi cabeza e ir a representar a mi país primero”, sentenció.

Finalmente el padre del jugador fue liberado el lunes pasado, tras el pago de 24 mil euros de rescate.



Periodismo UDP Twitter: @franciscomunozm