Cuando escuchamos hablar de Rodrigo Meléndez, lo primero que se nos viene a la cabeza es un jugador de acotada riqueza técnica, pero con un espíritu de trabajo encomiable. El balón o el jugador, no ambos. Aquella breve frase lo define a la perfección. 

El día de hoy, el ex Colo Colo celebra su cumpleaños número 40, y en SolamenteFutbol recordamos uno de los importantes momentos en la carrera del otrora volante. Eso sí, un tanto infravalorado.

Corría el año 2003 y la selección chilena dirigida por Juvenal Olmos buscaba un cupo para el Mundial de Alemania 2006, en un campo bastante complicado. El Centenario de Montevideo albergaba el duelo válido por la tercera jornada de eliminatorias sudamericanas frente al combinado uruguayo de Juan Ramón Carrasco.

Previo al cotejo, específicamente en la salida de los equipos a la cancha, ocurrieron altercados que poco a poco irían subiendo de tono. Javier Chevanton comenzó a provocar a los nacionales y de pronto, le propinó un golpe de puño a Rafael Olarra. Esto último desató la furia de Meléndez, quien no dudó en encararlo y responder con la medicina aplicada por el calvo atacante.

La calentura quedó ahí y el esférico comenzó a rodar. El minuto 20 fue el instante de la suerte para la Roja. Mauricio Pinilla controló un balonazo desde el fondo del flaco Olarra y pivoteó para Fernando Martel. El pequeño mediocampista habilitó a Kalule, y este remató con el alma y abrió las cifras en el imponente reducto deportivo, enmudeciendo a casi 60 mil orientales.

El venenoso disparo contó con una precaria respuesta del golero Gustavo Munúa, aunque eso poco importó. La pelota tocó red rival y el nacido en Santiago atinó a celebrar con toda la banca, integrada por Cristián Álvarez, Milovan Mirosevic, Patricio Ormazábal, por nombrar algunos.

Revisa el gol:

Pese a la diana inaugural, el elenco capitaneado por Nelson Tapia sucumbió ante la presión charrúa y terminó cayendo por 2-1. Chevanton de tiro libre a los 31′ y Adrián Romero desniveló al 49′ con un testazo.

En el ámbito grupal todo resultó de manera negativa, sin embargo de seguro para Rodrigo fue una situación con tintes medianamente especiales, la cual dificilmente podrá borrar de su retina. El único tanto que marcó vistiendo la casaca de su país, en 26 encuentros disputados.


¡Felices 40, Rodrigo David Meléndez Araya!

Felipe Silva García

Estudiante de Periodismo, Universidad Austral de Chile.
@FSilvaGar en Twitter.