La consagración del “Timao”

46

Corinthians se tituló campeón de la Recopa Sudamericana 2013 al derrotar en el duelo de vuelta al Sao Paulo por 2-0, título que lo catapulta como el mejor equipo del continente luego de sus triunfos en la Copa Libertadores de América 2012 y Mundial de clubes 2012.

El Corinthians de Brasil hasta el año 2011 se podía jactar de tener la mayor hinchada del país de la samba, haber ganado una gran cantidad de campeonatos estaduales, 5 brasileiraos, 1 mundial de clubes, pero también por haber descendido el año 2007 por una grave crisis del club. Esto lo posicionaba dentro del concierto internacional, pero por detrás de los grandes de América, ya que el Mundial de Clubes obtenido el 2000 se jugó en Brasil y accedió a él por ser el campeón vigente del brasileirao.

De la mano de su entrenador Tité, el Timao encontró su mejor versión, que lo llevó en un año a conseguir la triple corona internacional, logrando el campeonato de manera invicta de la Copa Libertadores 2012, edición que contaba con equipos consagrados como Santos, campeón saliente y que eliminó en semifinales, la Universidad de Chile  de Jorge Sampaoli campeón de la Sudamericana 2011 que quedó eliminada en semifinales contra Boca Juniors, equipo pragmático que de la mano de Juán Román Riquelme buscaba un nuevo título de Libertadores, pero que se encontraría en la final con esta versión de Corinthians, que durante todo el campeonato en 14 partidos recibió solo 4 goles en su valla, alzando a su arquero Cássio como gran figura. En aquella final dio cuenta del cuadro xeneise con un empate 1-1 en la ida jugada en La Bombonera, y luego con un 2-0 de local en el Pacaembú , ante el delirio de la torcida del Corinthians que al fin veía consagrarse a su equipo.

Esto le dio la posibilidad de disputar el Mundial de clubes 2012, la cual le da la ventaja al clasificado de Sudamérica y Europa de entrar en competencia directamente en semifinales. Esto lo emparejo en aquella ronda con el Al-ahly, campeón de África, al cual dejó en el camino con una solitaria anotación del peruano Paolo Guerrero, que a la postre se transformaría en el goleador del equipo, ya que en la final contra el Chelsea F.C. volvería a anotar el gol del triunfo con el que el Timao se consagró Campeón.

Después de un primer semestre de 2013 donde logró el campeonato paulista 2013, en la Libertadores Boca Juniors se cobró revancha de lo pasado en la anterior versión eliminando al Timao en Octavos de final, y cuando este último marcha en la duodécima posición del brasileirao 2013, llegó el momento que consagraría a la escuadra paulista en lo más alto de Sudamérica, con el título de la Recopa Sudamericana 2013, en la cual venció en cerradas llaves al Sao Paulo, en el “Clásico Majestuoso”, como le llaman en la capital paulista. Mientras en la ida el Timao sacó ventaja como visita en el Morumbí por 2-1 con anotaciones de Guerrero y un golazo de Renato Augusto de emboquillada sobre el portero Rogerio Ceni, en la vuelta no hizo más que confirmar la superioridad del cuadro albinegro sobre el Sao Paulo de Luis Fabiano, Ganso y compañía, que nada pudieron hacer ante el poder ofensivo comandado por Romarinho, Emerson y Guerrero que generaron las dos conquistas, después de sendos rebotes, por parte de Romarinho a los 35’ y Danilo a los 68’, con lo que el Timao cierra un ciclo de oro que, además de que no será fácil olvidar para su fanaticada, ahora si lo elevan como equipo consagrado y así justificar el hecho de ser la escuadra de mayor valoración dentro de Brasil y una de las más importantes en el mundo.



Bielsista leninista, casi futbolista, casi ingeniero, espero no quedar en el casi columnista. Amante de la redonda emoción con frenesí.