La fiesta fue Pincharrata

87

Se jugaba el partido de vuelta por la Copa Sudamericana entre Estudiantes y Gimnasia. Si bien el partido de ida había sido algo opaco, en el encuentro definitivo no se guardaron nada. Gracias a anotación de Vera, el conjunto rojiblanco pudo festejar frente a su archirrival y por partida doble. Primero por ganarles y en segundo lugar por dejarlos fuera de la copa.

El lobo sabía que llegaba con cierta desventaja a la revancha, ya que el empate en el primer partido, ejerciendo ellos su localía, les obligaba a tratar de buscar el gol desde el primer minuto. Al igual que en el partido de ida, el juego se hizo algo trabado, principalmente por el hecho de que ambos elencos quisieron adjudicarse la victoria y no especularon al momento de ir a buscarla, por lo cual la pierna fuerte apareció en más de una oportunidad.

A medida que avanzaban los minutos en el primer tiempo, los locales fueron imponiendo sus términos, con buena presión y llegada constante al arco de Monetti, arquero del lobo que se iría convirtiendo de a poco en figura del partido, aunque lamentablemente para su escuadra, con su actuación no bastó. El pincha insistía e insistía, pero no podía vulnerar la resistencia de un muy buen portero, que además tenía una noche inspirada.

De esta forma, se llegó al segundo tiempo, ocasión en la que Estudiantes logró desnivelar el marcador a su favor, tras lograr batir la resistencia de Gimnasia. Prácticamente recién iniciada la segunda fracción, a eso de los 4 minutos de partido, Vera generaría el quiebre dentro del trámite del partido. Con un gol tan tempranero en la segunda fracción, los locales pudieron controlar mejor el partido, ha sabiendas que un gol de la visita, los clasificaba, pero por lo mismo no dejaron de presionar e insistir, sobre todo cuando Gimnasia, también salió en busca de lo suyo. Con un ataque bastante límitado a la capacidad individual de su «9» no pudieron contrarrestar una mejor propuesta colectiva de los locales, que si no es simplemente por la gran noche de Monetti, se podrían haber despedido de la Sudamericana bastantes minutos antes del pitazo final, ya que la actuación de su arquero les permitía seguir con vida.

Para consuelo del lobo, este fin de semana se volverán a ver las caras en el torneo nacional, donde esperan que al menos esa pequeña revancha, sea de las que hacen sentido a la frase en que las penas del fútbol, se pasan con fútbol.

Gratis3


Licenciado de Sociología, 24 años, Osornino. Apasionado desde siempre por el deporte rey gracias a mi abuelo. Hincha de Cobreloa. Bielsista.