La insólita boda de Francia 98

103

Una de las historias más increíbles ocurridas en los mundiales, que fue revivida por un portal noruego.

Parece chiste pero un curioso hecho fue parte de uno de los partidos del Mundial de Francia 1998, específicamente en el Stade Velodrome de Marsella. Se jugaba el partido entre Brasil y Noruega y antes de que salieron los cuadros a la cancha empezó a sonar una canción que todos reconocían pero que no tenía nada que ver con fútbol: La Marcha Nupcial.

Aparecen un ministro, una niña, una madrina y los novios. Así como si nada pasara comienzan una breve ceremonia en que el matrimonio más extravagante de toda la historia se concretaba con el si de los novios y un pequeño paseo por el estadio del sur francés. Nadie entendía que ocurriía pero luego se enteraron de qué se trataba del casorio entre un noruego y una brasileña.

Olvind Elkeland y Rosangela De Souza, de 28 y 29 años respectivamente, pidieron un permiso especial a la FIFA presidida por Joao Havelange para casarse antes del partido mundialista. Desde Zurich fueron autorizados con el agregado “siempre hemos dicho que el futbol debe unir a la gente en un espíritu de amor, amistad y fraternidad, así que aceptamos“.

Noruega venció por 2 a 1 a Brasil, clasificando ambos a octavos de final. Elkeland fue entrevistado este año y dijo “Eso fue hermoso. Y salvajemente salvaje, dice el hombre hoy, casi 20 años después del partido de fútbol en Francia.” El noruego explicó que la idea surgió el dia en que sortearon el grupo y su país quedó en el grupo que encabezaba Brasil.

20 años después de este hecho, la pareja sigue casada y tienen dos hijos. Viven en Stavanger, ubicada en el sur del país y según él “mantiene una muy buena relación con su esposa”.

Fuente: Aftenposten / VG



25 años, reportero de tiempo libre. Informático en vias de titulación. Huaso penquista