La nueva vida de Hakan Sukur vendiendo cafés en Estados Unidos

123

El anotador más rápido de la historia de los Mundiales, e ícono de la selección turca que logró el tercer lugar en 2002, vive hoy exiliado por Erdogan tras el golpe fallido de 2016. 

Ese gol a los 11 segundos ante Corea del Sur aún mantiene a Hakan Sukur dentro de la historia grande del fútbol moderno, pero su vida tras el retiro en 2008 tomó tintes inesperados tanto para el como para su destino diez años después de esa fecha cuando colgó los botines.

En 2011 probó en el ámbito político siendo apoyado por el partido del oficialismo, resultando electo en el Congreso de un país ya gobernado por el actual presidente Erdogan. Sin embargo unos años después se retiraría asegurando haber mucha corrupción en sus filas.

El punto más álgido ocurrió en 2016 cuando ocurre un golpe de estado fallido contra el propio mandatario, quien responsabilizó tanto a líderes políticos opositores como al propio Sukur, del cual incluso han manchado su nombre en prensa y la propaganda pública. Esto provocó que el exdelantero tomara nuevos rumbos en California y abriera una cafetería en la zona de Palo Alto, conocida por ser sede de sitios como Facebook, Google y otros.

Aún así Hakan no se aleja del futbol, jugando en un equipo de barrio local, y expresó a New York Times que mantiene su deseo de poder regresar a su Turquía natal y poder crear una escuela de futbol para niños.



25 años, reportero de tiempo libre. Informático en vias de titulación. Huaso penquista