En la última fecha clasificatoria, donde cinco equipos se disputan tres puestos  y en el cual Chile tiene una salida que muchos dolores de cabeza le ha traído, sobretodo en las últimas citas a mundiales como ha sido Brasil.

Dentro de las clasificatorias sudamericanas, Brasil ha sido uno de los que han liderado la tabla para asistir a todos los mundiales y en esta pasada no ha sido la excepción.

Con una selección como la brasileña ya clasificada a un mundial nuevamente hace ya un par de fechas sale a enfrentar con todo a la escuadra nacional, que se la juega con todo para pelear uno de los tres cupos al Mundial de Rusia 2018.

La selección de Chile llega a Brasil sin Arturo Vidal (suspendido por acumulación de tarjetas amarillas), Marcelo Díaz (no convocado) y Charles Aránguiz que hasta el momento no se recupera de la lesión y lo mantiene al margen de estar entre los once titulares.

Si bien, Chile ganando, empatando y aún perdiendo tiene posibilidades de llegar a Rusia 2018, en el papel no se ve fácil, debido a que se enfrentan a un siempre complicado Brasil, que sin importar cuál es el momento futbolístico que estén pasando, siempre será difícil poder ganarle.

Chile solo depende de si mismo para clasificar y solo se espera que esta generación pueda dar una de las últimas alegrías, las cuales hace rato tienen acostumbrados a grandes y pequeños en el país.

Javier Andres Mena Bahamondes