Lota Schwager, 46 años de sacrificio…

297

10 de mayo de 1966, es una fecha que los hinchas tricolores no olvidarán, ese día, nació el único equipo en Chile que une a dos ciudades, Lota y Coronel, así se encendió la “lamparita”.

Imagen del cuadro campeón de segunda división en 1969 (Foto:AguanteLota.blogspot.com)

Inicio (1966 – 1969)

Minas Lota, era el cuadro representativo de Lota. Con el verde como color preponderante, este elenco se formaba principalmente gracias al apoyo de la empresa carbonífera del carbón. En Coronel, existía su “rival”, Federico Guillermo Schwager, que vestía de rojo, era el elenco que hacía vibrar a los coronelinos, ambos eran animadores permanente del campeonato regional, donde se enfrentaban Coquimbo Crav de Penco, Fernández Vial, Huachipato, entre otros.

Todo hasta que se unieron, un martes 10 de mayo. Sobre los detalles, existe poca historia, pero la fusión de ambos equipos se llamaría Lota Schwager, para mantener vivo los nombres de los clubes anteriores. Además se fijaron los colores, el rojo por Coronel, el verde por Lota y el negro como símbolo del carbón que unía a las dos instituciones.

Inicialmente se iba a alternar la localía, pero se ante la imposibilidad de usar el estadio de Lota, el cuadro “tricolor” escogió el Federico Schwager como recinto principal, una cancha con muchas limitantes, pero donde es muy complicado jugar.

En la primera temporada los “mineros” sumaron 27 unidades, quedando novenos entre 16 equipos, con siete triunfos, 13 empates y diez derrotas, convirtiendo 37 goles y permitiendo 47. En 1967 los “Hombres del carbón” estuvieron a dos puntos del ascenso, el cuál perdieron ante Deportes Concepción. Lota sumó 40 puntos, ganando 17 partidos, empatando 6 y perdiendo sólo 3.

En 1968 siguieron los buenos resultados. Fueron segundos en la etapa nacional por detrás de Lister Rossel, mientras que en la liguilla del ascenso, quedaron 10 puntos atrás de Antofagasta Portuario, pero esto sería la antesala del premio mayor, que vendría en 1969.

De la mano de Hernán Ampuero y luego de Isaac Carrasco, Lota Schwager logró el ascenso la temporada 1969. En 26 partidos, los “tricolores” cantaron victoria en 17 oportunidades, empataron 6 y perdieron 3. La principal figura de ese plantel era Ricardo Cabrera, quien marcó 13 goles, Manuel García, realizó 11 tantos, ambos eran la dupla de temer en la B. Junto con ellos, la solvencia de Ernesto Díaz en el arco, más el temple de Guillermo Azócar, el juego de Roberto Ampuero, Guillermo Páez y Gabriel Galleguillos, hicieron de Lota un equipo invencible.

La consagración se dio en la fecha 24, cuando Lota goleó 4-0 a Universidad Técnica, mientras su rival, Ñublense caía 0-4 ante Coquimbo en el norte. Seis puntos era la diferencia que se formaba, así los hombres de Carrasco lograban su primer ascenso.

Primera División (1970 – 1980)

En 1970, el torneo se dividió en fase metropolitana y provincial, en esta quedó Lota, donde sumó 17 positivos, con seis victorias, cinco empates y siete derrotas, quedando séptimo. En la etapa nacional, quedó en la zona A, donde logró clasificarse segundo con 24 unidades, producto de nueve victorias, seis empates y tres derrotas, así clasifico a la liguilla final, donde quedó penúltimo con tres unidades, luego de un triunfo, un empate y cinco derrotas, el técnico era Luis Álamos, formador del “Ballet Azul” y “ColoColo 73`”.

El plantel de 1972.

El año siguiente fue malo. Lota empató en el último puesto con Audax Italiano, jugando la liguilla de descenso en Talca. Ahí venció 2-1 a los itálicos, manteniendo la categoría. En 1972, la situación varió favorablemente, quedando undécimo de 18 equipos con 30 unidades, en 1973, quedaba décimo cuarto con 27 puntos. La temporada 74`volvía a dejar a los coronelinos con 30 positivos en el undécimo lugar.

Lota Schwager era un equipo de mitad de tabla hacia abajo, pero en 1975, el cuadro que tenía entre sus figuras a Pedro Galiina, delantero argentino, y Humberto López, defensa central. Finalizó séptimo con 37 unidades. Sumó 14 triunfos, empató 9 y perdió 11, quedando sólo a dos de la liguilla pre-libertadores, pero en la Copa Chile, logró el vicecampeonato.

En primera ronda se enfrentó a Independiente de Cauquenes, a quien venció 1-0 de local, pero cayó 2-1 en la séptima región, pero la diferencia de gol hizo que pasará a octavos para enfrentar a Deportes Concepción, donde ganó en los dos encuentros por 1-0. Los cuartos de final fueron un trámite, ganó 1-0 en el Federico Schwager, mientras triunfó 4-1 en Santa Laura ante Aviación.

El 22 de octubre, Lota jugaba la primera semifinal ante Unión Española en Coronel y con goles de González y Ponce, se queda con la victoria por 2-0. Siete días después viaja al Nacional, donde vuelve a ganar con gol de Ahumada por 0-1.

La final se jugó el 19 de noviembre en el Estadio Nacional, ante 25mil personas, Palestino goleó sin apelación a los “mineros” por 4-0, la gran figura de ese triunfo fue Óscar Fabbiani.

Las cosas volvieron a su curso normal en 1976, Lota culminó con 27 puntos en la décima tercera posición. Las buenas campañas volvieron la temporada siguiente, de la mano de Vicente Cantatore, que debutaba en primera división, probó a jugadores como Julio Rodríguez, Juan Páez, Héctor Puebla, Alfonso Arroyo y Raúl Briones, para dejar a Lota en su máxima colocación en primera división.

El sexto lugar de 1977 con 36 unidades, producto de 11 victorias, 14 empates y derrotas, lo dejó a sólo tres unidades de Universidad de Chile, que fue último clasificado a la liguilla de Pre-Libertadores.

Los años venideros siguieron con la irregularidad del equipo, coqueteando con el descenso, pero zafando las últimas fechas. En 1978 suma 33 unidades, quedan décimo primero, el año siguiente baja una posición y suma 31 puntos.

Cuando el club cumplía 10 años en la máxima división, en 1980 se decretó el descenso de 4 equipos, decisión que perjudico a Lota, ya que bajó quedando décimosexto con 24 unidades.

Lota Schwager en 1979.

Volver a la B (1980-1985)

Los años en segunda división fueron difíciles. La temporada del regreso, los “mineros” quedaron décimocuarto entre 22 equipos con 42 positivos. Los resultados no variaron, ya que quedó en la posición número 13 con 41 unidades. En 1983, Lota casi alcanza la liguilla de ascenso, pero queda un punto atrás de Coquimbo que sumó 38 puntos. La temporada 84`otra quedó a dos puntos de la liguilla en desmedro de Santa Cruz.

Ser de primera (1986 – 1988)

La temporada siguiente es donde se inicia el alza de los “carboníferos”. La segunda plaza en la zona sur es la antesala de lo que sucederá en 1986. La dirigencia, donde se encontraba Sergio Lagos, padre del conductor de Canal 13 e hincha de Lota, confió en Juan Carlos Gangas como DT. El equipo queda primero en la zona sur con 32 puntos, por encima de Malleco Unido, clasificando a la liguilla final.

Los rivales a vencer eran O`higgins, Cobreandino de Zamorano, Arica, Coquimbo y Malleco, Lota logró sumar 12 puntos, que lo dejaron como puntero y logró el ascenso. Las figuras de Miguel  Espinoza, Luis Ceballos, Pedro Jaque, Edgardo Avilés, Patricio Bonhomme, Luis Riquelme, entre otros, fuero claves para el logró en el aniversario 20 del club.

Gangas mantuvo su puesto la siguiente temporada, donde Lota sufrió en demasía y por convertir menos goles que Deportes Concepción fue condenado a jugar la liguilla de promoción, luego de sumar 9 triunfos, 8 empates y 13 derrotas.  En febrero del 88`se jugó su puesto en primera ante O`higgins y Regional Atacama. En Schwager vence a los nortinos por 1-0, pero empata ante los rancagüinos en El Teniente, lo que sumado a la victoria 2-0 de los “celestes”, le daba el ascenso a los hombres de la sexta región y Lota volvía a bajar.

La devacle ( 1989 – 1994)

En la segunda división, tenía cierta estabilidad. En 1988 suma 29 unidades quedando cuarto en la zona sur, por lo cual, pasa a jugar su pase a la liguilla por el ascenso, donde termina 3 puntos detrás de Temuco y no logra el objetivo. Al año siguiente se vivió una mala temporada, quedando séptimo con 21 unidades, así no logró jugar la liguilla y culminó en el primer lugar de los equipos que luchaban por no bajar a tercera.

En 1990, lo más relevante que realiza Lota Schwager es llegar a la final de la zona sur en el torneo apertura, en la cual cae ante Puerto Montt, ahí hay en más los problemas económicos, malas administraciones y resultados deportivos, llevarían al club a su peor época.

La temporada 91`no fue buena para el club, ganó siete, perdió la misma cantidad y empató en 4 sumando 18 unidades y quedando fuera de la liguilla por el ascenso. Fuera de esta, Lota, quedó primero en la liguilla del descenso, asegurando un año más en segunda. En 1992, las cosas empeoraron, ya que sólo por un punto no descendió, Iberia cayó a la C, mientras Lota con 24 unidades se queda en segunda.

Este cuadro descendió en 1994.

1993, se presentaba como un año complicado, apremiado por la crisis del carbón en la zona y los problemas administrativos, Lota luchaba por no bajar de categoría y lo logró con 26 unidades, por encima de Magallanes, La Calera, Puerto Montt y Vial.

La última temporada en el profesionalismo fue pésima. Las alegrías no llegaban, no había dinero, el plantel sufría en la forma física, todo sumó para que el equipo no despertara y bajará por primera vez en 28 años.

Los 20 puntos producto de seis triunfos, 8 empates y 16 derrotas, no fueron suficientes, así La Calera salvó la categoría por una unidad y condenaba a Lota a la tercera división, o por lo menos así lo creían los hinchas.

En el verano de 1995, el presidente del club Héctor Encima, toma la determinación de acabar con el equipo, por lo cual vende el cupo en la tercera división a la Universidad San Sebastían, así se acababa la historia minera.

Deportes Lota (1996 – 2000)

Un espacio desconocido para la gran mayoría de los hinchas mineros es la creación de Deportes Lota. Empresarios lotinos e hinchas de Lota Schwager, presentan ante la ANFA, la creación de un nuevo equipo. No se pudo utilizar los clásicos colores, ni el nombre de la antigua institución, pero nombres como Luis Escares, Jorge Troncoso, Luis Torres, el alcalde Jorge Venegas, entre otros vuelven a renacer de la mano de este equipo en 1996.

Con el apoyo de Kino y Frontel el club vuelve a la tercera división, quedan octavo entre 10 equipos en la zona sur, sumando 16 unidades, con 4 triunfos, 4 empates y 10 derrotas. El club se mantenía a punta de sacrificio, con una plantilla que no superaba el millón de pesos, jugadores jóvenes que entrenaban en las mañanas y en la tarde estudiaban.

Imagen del cuadro en tercera división.

1997, tampoco fue un buen año, Lota quedó quinto de seis equipos en el grupo sur con 13 unidades, pero así se formaba la base del equipo de 1998. Con 14 equipos en la zona sur, Lota quedaba sexto con 42 unidades, en 26 encuentros, quedando fuera de los cuatro primeros que jugaban la liguilla final, pero con buenos valores como Rodrigo Pincheira, Luis Monroy, entre otros, que luego llegaron al equipo profesional.

El último año del mileneo, fue la mejor performance de Lota en tercera división. Quedó cuarto en su zona con 46 unidades, luego de 14 triunfos, 4 empates y ocho derrotas. Sus clásicos rivales fueron Deportes Talcahuano, Iberia y Malleco Unido. En la liguilla final, los “verdes” no pudieron demostrar su potencial y quedaron últimos con 8 unidades, mientras Talcahuano se proclamaba como campeón.

El inicio de siglo, fue el fin para este equipo. En 28 partidos no logró ganar ninguno, sólo sumo 6 empates y 22 derrotas. Así terminaba la era de Deportes Lota, pero al año siguiente, el empresario Bernando Ulloa, revivía a Deportes Lota Schwager.

Vuelve la “Lamparita” (2001 – 2005)

El 14 de febrero se crea nuevamente el club. En la fase zonal, Lota queda tercero y es el último clasificado junto a Iberia y Deportivo San Vicente. Así llega a la liguilla de la zona sur, donde clasifica como primero con Iberia.

Los angelinos eran favoritos, pero Lota logró vencer 3-2 en el global y así jugar por el campeonato ante Deportes Copiapó. Luego de dos partidos, donde Lota ganó 2-1 en Schwager y cayó 1-3 en Copiapó, la final se definía en terreno neutral, este era el Nicolás Chahuán de La Calera. Los goles de Mauro Hidalgo y Pedro García, hacían que Lota, volviera a vivir luego de siete años de ausencia en el profesionalismo.

La fiesta en Coronel y Lota es recordada como el mejor regalo de navidad, con una caravana que mostraba el triunfo minero. Los emblemas de ese equipo eran Manuel Garcés, Andrés Sepúlveda, Claudio Loncón, Pedro García, Luis Monroy y el DT, Eduardo Apablaza.

Lota Schwager campeón de Tercera división.

El regreso fue marcado por la irregularidad, en el primer torneo, Lota quedó séptimo en la zona sur con 14 puntos, en la segunda fase quedó sexto con 16 unidades y luego en la liguilla final del descenso quinto con 18 positivos. Al año siguiente siguieron los grupos, Lota se medía ante Vial, Dep. Concepción y en la etapa todos contra todos quedó penúltimo con 28 unidades, ese año no hubo descenso. El 2004 fue un pésimo año por resultado, Lota terminó último en la fase zonal con 15 puntos y luego en la segunda fase, igual con 23, pero no descendió por el famoso “descenso programado”.

Lota Schwager tenía que mejorar sus resultados, sino descendía, así que fue quedó tercero en la zona sur con 15 unidades y luego, sumó 40 puntos en la fase nacional, así salvo del descenso en la última fecha ante Naval, mandando a los “choreros” a la C.

El milagro (2006 – 2007)

La temporada 2006, es el último gran recuerdo de los lotinos. En una fase nacional increíble, Lota sumó 44 puntos, quedando puntero junto a Melipilla, prueba de ello fue el poderío en el Federico Schwager, donde sólo perdió ante Unión La Calera. En la liguilla por el campeonato, Lota bajó su nivel, quedando tercero con 58 unidades, disputando liguilla de promoción ante Rangers, perdiendo 2-1 en Talca y ganando de manera épica en el Federico Schwager ante siete mil personas. Salcedo abrió la cuenta, empató Ibarra, pero cuando quedaban segundos para el final del encuentro, Roberto Silva, saca una volea increíble que manda a los penales la definición. El héroe fue Cristián Limenza, que atajó los remates de Cisterna y Ayala, mandando a Lota a primera división, luego de 20 años.

El plantel que subió el 2006.

El 2007, fue el último año de Lota en la elite. Fue último en el apertura con 12 unidades, mientras que en el clausura sumó 19 positivos, en la tabla agregada llegó a 31 puntos, con lo cual volvió a bajar a segunda división.

Actualidad (2008 – )

Desde el 2008 se ha mantenido ahí, esa temporada sumó 59 unidades, con 15 triunfos y derrotas, más 14 empates. El 2009 fue un año complicado, donde Lota llegó a los 34 puntos, coqueteando con el descenso, que finalmente fue para Melipilla.

La temporada 2010, fue difícil por el terremoto, Lota quedó cuarto en la zona sur, jugando la liguilla de ascenso, donde sumó once unidades, quedando octavo.

El último año no fue del todo bueno, sumó 22 puntos en el apertura y 27 en el clausura, con un gran cierre de temporada. Además esa temporada Patricio Morales se quedó como el goleador histórico de Lota, con 40 dianas.

Los nombres de grandes ídolos mineros, como Morales, Luis Díaz, Carlos Gómez, Hugo Grignafini, Víctor Merello, Alfonso Lara, Carlos González, Danilo Figueroa, Cristián Limenza, entre otros, aún viven en la memoria minera.

“Los sin nombre” que desde 1989 apoyan incondicionalmente al club, son la barra de este sufrido equipo.

Así se han llevado a cabo los 46 años de historia minera, que al igual que Lota y Coronel, está llena de sin sabores, de sacrificio, de triunfos épicos, de lucha, porque eso es Lota Schwager, el equipo más humilde de nuestro fútbol, el único capaz de unir a dos comunas y no separarlas por el fútbol