En Argentina, hace solo algún tiempo quedó en el pasado la época de Fútbol Para Todos, sistema de televisación que permitía acceder a los partidos al otro lado de la cordillera de forma gratuita. Sin embargo, la vuelta del fútbol pago no tuvo la recepción que se esperaba. Es que, por ahora, los números de Fox y TNT, están lejos de ser los anhelados. Y el fantasma de la TV gratuita está ahí dando vueltas y amenazando el negocio.

Resulta que, hasta la fecha, tras el regreso de las transmisiones del fútbol argentino al servicio pago, solo se registran oficialmente 650 mil abonados. De acuerdo a las estimaciones, se espera llegar en julio a los 2 millones de abonados. Lejos de ser un buen dato, es un indicio que el fútbol pago no está teniendo la acogida que Fox y TNT avizoraban. Es que solo sería el 25 por ciento de los potenciales abonados de toda Argentina. Un país que se desvive por el deporte rey, en al menos un 90 por ciento de la población.

Desde el otro lado de la cordillera, en ese sentido, alertan y explican que la razón de la poca respuesta de parte de la gente, se encuentra en que los argentinos se acostumbraron a seguir el fútbol por la televisión abierta. El hincha hizo parte de su rutina la lógica del “Fútbol Para Todos” y desde su salida no logra cambiar el chip.

Todo esto, se visibiliza con el aumento de público en los bares, donde cada vez más gente se acerca a ver fútbol. Los tiempos no son fáciles en Argentina y ésta parece ser una alternativa rentable para seguir la Superliga. El argentino, por ahora, se niega a ser parte de las tarifas a simple vista abusivas, en consideración a la alta inflación que enfrenta el país trasandino. No se muestra dispuesto al derroche altísimo de dinero por contratar todo el paquete del fútbol que se suma al plan básico, dependiendo la cableoperadora que tenga en su casa. Hablamos de más de 100 mil pesos chilenos.

La gran prueba e ilusión para Fox y TNT, es el Superclásico entre River y Boca, duelo que se jugará sin público visitante y donde el fanatico xeneize deberá recurrir a la transmisión televisiva, por lo que podría darse un alza en el número de abonados. Algo que la TV paga celebraría por el bien de su negocio. Por ahora, el “Fútbol Para Todos” sigue rondando como un fantasma que no le da paz a la televisión paga.

Rodrigo Acuña

Locutor y periodista deportivo en formación. Amante del rock y los deportes, y fundador de SolamenteFutbol.

Facebook Twitter LinkedIn