El tenista nacional derrotó 6-2, 6-2 a Thiago Monteiro y este sábado jugará la final del Movistar Open by Cachantun 

Contundente es un calificativo que le queda bien a la actuación de Nicolás Jarry (118 ATP) el día viernes en el Club de Polo San Cristobal de Vitacura. Al chileno no le tocaba un rival sencillo: en el frente Thiago Monteiro. brasileño de 23 años, 129 del ranking ATP, pero que alcanzó el puesto 80 en octubre del 2016 y que logró una buena actuación en los juegos olímpicos de Río, venciendo a Jo Wilfred Tsonga.

Jarry entró decidido a la cancha. Una ráfaga de golpes ganadores le permitió quebrar de entrada.  El Nico estuvo bien con su saque. Además volvió a romper nuevamente el servicio de Monteiro en el quinto game para ponerse 4-1 y posteriormente cerrar con un 6-2.

En el segundo parcial el tenista de 1.98 de altura, repitió la formula y quebró de entrada. Además tampoco tuvo problemas con su servicio que lo acompañó en todo momento. En el séptimo juego quebró nuevamente para ponerse 5-2 arriba y cerrar con su servicio el set por 6-2 y el partido.

Este triunfo lo metió en la final del Challenger de Santiago 2. Mañana a las 16:00 enfrentará al salvadoreño  Marcelo Arevalo (207 ATP), quien venció al primer sembrado, Rogerio Dutra Silva (94 ATP) por 6-3, 6-2.

De ganar en la final, el tenista numero de Chile 1, quedará entre los 100 mejores del ranking ATP e ingresará directo al cuadro principal del Abierto de Australia 2018.

Jarry además jugará la final de dobles junto a Máximo González. Se enfrentarán minutos después de la final de singles, ante la dupla compuesta por Franco Agamenone y Facundo Arguello

Declaraciones de Nicolás Jarry tras el partido 

Brian Olivares

Estudiante de periodismo en la Universidad Alberto Hurtado. Veintiún años

Twitter