Opinión: Me tienen hasta las bolas con Alexis

203

En este mismo portal hemos escrito sobre el tema que quiero hablar hoy, pero lo que empezó a ser la teleserie del año pasado está pasando a ser la segunda temporada de una serie de Netflix que nadie pidió. Y de una u otra forma, cada vez este barco está llenándose tal cual Arca de Noé o el Queen Elizabeth cuando para en Valparaíso todos los años. El barco de los “Estamos chatos”.

Nota Importante: Esta no es una opinión contra Alexis.

Soy de Cobreloa, 2007 fue un tremendo año para ver a Alexis surgir como el futbolista en desarrollo que era. Recuerdo que esperaba la hora de los goles en la tele para saber si hizo un tanto o tuvo una buena actuación. Después se fue a Colo Colo, a River, al Udinese y el tema Barcelona empezaba a aparecer en el horizonte.

Entre muchas cosas, los “Messi dependencia”, “Que no hacia goles”, “que jamás brillaría” llegaron a ser tendencia en las redes sociales y la prensa (que no tiene otra cosa que pescar a una tropa de tarados amargos como es Twitter Chile) hizo mella de cada opinión (cual más cancérigena que la otra) para casi pensar que al pobre cabro chico lo tenían secuestrado en la ciudad Condal. Pero luego del mundial llegó al Arsenal, vaya a saber uno qué le dijo Arsene Wenger (bueno, Atila estaba en Mantua y se juntó con el papa León I, el cual nadie sabe que le dijo que causó que se fuera). Ahora ad portas de irse a otro club y básicamente ha salido algo peor en todos lados.

Trato de dar un argumento sin tener que soltar una puteada o algo, pero se me hace difícil viendo cada imbecilidad de noticias que han salido al respecto, todos basados en especulaciones; TODO EN PUTAS ESPECULACIONES. Que según The Telegraph, The Sun… VIEJO, THE SUN NO LO COMPRAN EN LIVERPOOL POR BURLARSE DE LA TRAGEDIA DE HILLSBOROUGH. Es difícil tambien no tener un Facepalm del porte de veinte tierras planas cuando lees noticias como “Lukaku afirma que llega Alexis” siendo que son tremendos fakes y medios como ADN y Cooperativa mandando a un periodista en práctica al cual capaz que no le paguen y encima lo dejen sin sindicato (Hola Biobio) para que pierda su valioso tiempo en escribir una estupidez de noticia, basada en puras mentiras.

Hace rato que la prensa chilena se volvió un tumor maligno en la sociedad, y eso que no menciono el cáncer terminal grado 10 que son los matinales. No entiendo como chucha pueden ser tan arcaicos, hablaron cuatro horas sobre un supuesto embarazo de la novia, falso obviamente. No me extraña que le dedicaran horas a hablar de lo bueno que es acosar a mujeres en la calle. Y eso que no he hablado de la mierda máxima de internet: “Los titulares misteriosos”. ENTIENDAN POR LA CRESTA. NO QUEREMOS MÁS TITULARES MISTERIOSOS POR LA GRANDÍSIMA MIERDA.

Volviendo al tema Alexis, ¿Qué sacamos con dar miles de especulaciones? La misma prensa diciendo que tiene un pie en el United, otro en el Chelsea, tantos pies en tantos clubes que ya se convirtió en una araña. Nadie, pero absolutamente nadie tiene una noticia real, todo está basado en mera fuente de Arial 12 o según el diario del hermano del vecino del primo. No me extrañaré si aparece un audio masivo de Whatsapp en que salga el tema de su salida.

Hasta Wenger tuvo que asumir que no le quedaba mucho con su jugador, si a este paso era tanta la progeria mediática que en vez de dejar que el tema se zanje en las oficinas, esperan cada cosa para generr visitas. Y el tema es que con todo lo que ha salido hay cada vez más gente queriendo que se solucione luego, porque no solo tenemos cosas más importantes en Chile, sino que no podemos seguir usando cada cosa que aparece en internet y escribir dos párrafos de diarrea colectiva. Esto no va a llegar a nadie, no somos un medio masivo, pero aun asi trato de dar mi opinión sobre esto. Si Sánchez se quiere ir, bien por él. Si firma en Manchester, bien por él. Pero no tratemos de hacer mediática cada cosa que sale de internet, si hasta yo puedo inventar humo de algo y salir en la prensa. Noticias que realmente importan, será mejor.

Disculpando la extrema violencia de mis palabras, y que quizás no argumente nada, me despido. Que tengan buen año.



25 años, reportero de tiempo libre. Informático en vias de titulación. Huaso penquista