Panbología: Del guinda al “poppy” azteca (1° parte)

96

Han pasado más de 8 décadas en la era profesional del fútbol, mismo tiempo en que el representativo “azteca” ha portado distintos tipos de indumentarias que han “intentado” interpretar de la mejor manera, ya sea las costumbres, tradiciones o  alguna característica en especial del fanático mexicano.

De manera cronológica, recapitularemos como ha sido la transformación del uniforme y como en algún momento de la historia, el sobrenombre de “los verdes” o “elTri” (en alusión a los 3 colores patriotas) aparecieron, a pesar de no haber sido siempre esta gama de tonalidades los protagonistas.

En 1930, con México como uno de los participantes del primero Campeonato Mundial de la historia, la vestimenta partió en una camiseta de color guinda, con el escudo que consistía en la bandera nacional (solos los 3 colores y la palabra “MÉXICO” encima de ellos) en la parte izquierda del pecho, además de una agujeta a la altura del cuello tipo “polo” y en la misma, una coloración más oscura. El complemento de las dos piezas faltantes (pantalones cortos y calcetas) fue de un tinte azul marino.

1-300x267

Tras la interrupción de las posteriores ediciones debido a la Segunda Guerra Mundial, para el evento de 1950 en Brasil, “los aztecas” repitieron el vestuario. Pero tras no tener un segundo uniforme, pues en aquel entonces no se acostumbraba, como tampoco el patrocinio de alguna marca deportiva (por lo que la vestimenta corría por su propia cuenta), para el cotejo frente a Suiza (ambos utilizaban el mismo color) tuvieron que recurrir a un plan de emergencia y un club local, el Gremio de Porto Alegre, debió prestarles el “nuevo” uniforme mexicano; una playera a líneas verticales azules con blanco. Sin duda alguna, la más “polémica” de todas hasta la actualidad.

2

A partir de 1958 y hasta la fecha, la presencia del verde apareció en la camiseta nacional. 2 tonalidades principalmente fueron las protagonistas en los primeros 20 años. Un “verde Kelly” apareció para los mundiales de 1958, 1962 y 1966, mientras que el “verde veronés” cambió la tradición para 1970, en el campeonato que se llevó a cabo en casa.

mexico1970

Desde 1978, la historia de las vestimentas evolucionó con la apuesta de las marcas por diseñar las indumentarias. La primera firma que decidió “vestir” a México, fue la especializada en mezclilla, Levi´s. Su contrato duró solo un año, pero fue lo suficiente como para uniformar a “los aztecas” en el Mundial de Argentina.

Su apuesta fue volver a dejar al lado el verde, intentado ahora darle el protagonismo al color faltante dentro de los que aparecen en la bandera nacional; el blanco.

Siendo este el tono principal, se implementó junto a dos líneas verticales (verde y rojo) que aparecieron en medio del pecho, además del logotipo de Levi´s en color rojo a la altura del pecho y al lado derecho, mientras el escudo de México se mostró al mismo nivel pero del lado izquierdo.

Para complementar; los shorts en tono rojo y las calcetas blancas con tres delgadas líneas horizontales en la parte alta que simulaban la bandera.

copa mundial 1978 argentina4

En 1980, un efímero paso de otra compañía estadounidense, que sólo se prolongó por 3 años, se hizo cargo de la Selección Mexicana; Pony.

No sería hasta 1984 cuando una empresa especializada en ropa deportiva y de renombre internacional, decidiera hacerse cargo de los “aztecas”. Las 3 líneas alemanas; Adidas.

La línea del diseño seguiría sin cambios trascendentales (respetando los colores verde para el local y blanco para la visita), solo la anexión de los pequeños detalles de la nueva firma, como la característica de las 3 franjas en cada manga.

Con esto, se confirmó la tendencia para el uniforme nacional y el nuevo “mote” que recibiría México, “el Tricolor”, al utilizar la gama de los 3 colores de la bandera; rojo en las calcetas, blanco en los pantaloncillos cortos y verde en la playera. Entre tanto, la segunda indumentaria ocuparía el blanco para la camiseta y las medias, mientras el verde se utilizaría para los shorts.

El acuerdo duró seis años, hasta que la británica de los 2 rombos, Umbro, se convirtió en el cuarto patrocinador. Su aparición más trascendente fue en la Copa de Mundo de Estados Unidos 1994, su diseño “atrevido” también formó parte de su último año “uniformando” al “Tri”.

La presencia de 3 detalles (las alas verde y roja, ambas del lado derecho; los puntos rojos en la manga derecha y las líneas horizontales a la izquierda, por encima del logotipo de la Federación)  y la aparición de 3 colores en la camiseta, significó un cambio radical para la época, además de la reaparición del cuello tipo “polo”.

n1360971767



Twitter: @adriancaloca | Instagram: @panbologia