Es indudable que Mark González pasa por uno de los peores momentos en su carrera como futbolista profesional, y esto es debido a las constantes lesiones que lo han asolado en esta década. Para peor, ha sumado muy pocos minutos vistiendo la camiseta de Colo Colo en el presente campeonato: todo mal para el crack que alguna vez la rompió en la Selección Chilena.

Cómo olvidar esos tiempos cuando diversos jugadores nacionales tales como Matías Fernández, Luis Jiménez, David Pizarro, Rodrigo Tello, Arturo Vidal, Claudio Bravo y el mismo Mark González, dejaban bien puesto el nombre de nuestro país en las mejores competiciones de fútbol europeas. Villarreal, Inter de Milán y la Roma eran algunos de los equipos en los cuales se lucían con su magia y su extraordinario talento. Sin embargo, el recuerdo que más se me viene a la mente es el de Mark González jugando por uno de las mejores escuadras en la historia de Inglaterra, nada más y nada menos que el Liverpool.

¿Compartir camarín con Gerrard, Kewell, Xabi Alonso y Mascherano? Desconocido e insólito era mirar a un chileno compitiendo al nivel de tales deportistas, no obstante, Chico Mark antes de fichar por el club inglés sufrió una lesión en los ligamentos cruzados que lo alejó de las canchas por 9 meses, pues ahí está el comienzo de todo y la aparición del fantasma de las lesiones.

Pese a disputar la mayoría de los encuentros por el Liverpool en buena forma, no fue lo suficiente para permanecer en Inglaterra, por lo cual, fue transferido al Real Betis y posteriormente al CSKA Moscú, club en el cual estuvo por 5 temporadas y en donde las lesiones lo distanciaron de la Roja, en donde pasaba por un gran momento.

Un paso por Europa sin pena ni gloria. Sí, destacó en el Real Betis, sin embargo, consolidarse en Europa no era cosa fácil.

Sin lugar a dudas, una pieza clave en el esquema que utilizaba el “Loco” Bielsa camino a Sudáfrica 2010, la tierra natal de Mark, ya que poseía una calidad técnica para sacar centros espectaculares y una velocidad que hoy en día se extraña en el conjunto dirigido por Pizzi. Se vienen al recuerdo el gol de cabeza a Suiza en el Mundial, o el centro ante Perú que terminó en el primer gol de Alexis Sánchez por la Roja mediante una volea.

Hoy en Colo Colo no juega porque siempre sufre un problema muscular o digestivo como el de hace un par de semanas, y lo mismo le ocurrió en Sport Recife. En realidad, es una pena ver como un futbolista, que fue uno de los pocos que salvaba en cuanto a rendimiento en la era Olmos y de Acosta, está en la etapa más dura para un atleta, en donde las lesiones le arrebatan energía y la moral suficiente para poder seguir luchando ante la adversidad.

Tomás Ignacio Thomas

Facebook