Punto que vale un tanque de oxígeno

365

Un fin de semana diferente se comenzaba a vivir en Viña del Mar este sábado, en la cancha, el equipo de la Ciudad buscaría volver a ganar en casa luego de muchas fechas, en las calles, un grupo importante de hinchas buscarían visualizar la problemática existente entre la fanaticada y la Sociedad Anónima.

Everton saltaba a la cancha con una sola misión: ganar a como dé lugar, pero el Titán Palermo logró impedirlo con el sello que ha tenido el equipo hispano desde su llegada, centro y gol. Unión había marcado la mayoría de sus goles mediante aquel expediente y en Sausalito no fue distinto, minuto 32 y ya celebraban el 1-0 de Ramiro González, esto a pesar de que Everton intentaba por ambos costados, pero sin la profundidad o contundencia necesaria para materializar en gol las llegadas, algo de lo que ya nos hemos acostumbrado a lo largo de este torneo.

En la vereda contraria, el conjunto Hispano atacaba con mayor dominio de balón, pero nada que nos hiciera pensar que nos quedaríamos con otra derrota en la estadística. Luego del gol, Everton se nubló, perdió la pelota y los rojos fueron creciendo en acciones, hasta que iniciado el segundo tiempo una fuerte falta sobre Oscar Salinas, del hasta ese momento el mejor jugador del partido, Israel Poblete le significó la expulsión e hizo retroceder las líneas a Unión Española, permitiendo un respiro en el cuadro Oro y Cielo, que luego de esto, con más ganas que fútbol se fue encima del arco defendido por Guerra, que cuando fue exigido respondió de muy buena manera impidiendo en varias ocasiones el empate Ruletero, finalmente luego de mucho intentar, con más empuje que técnica, Patricio Rubio marcaría la igualdad con la que sellaríamos el encuentro.

Como hemos dicho en las últimas columnas, Everton es un equipo que se nota perdido y el cuerpo técnico toma decisiones muy erradas, todo se resume a cuando se encuentra en superioridad numérica (por primera vez en mucho tiempo), en vez de cambiar su tradicional esquema para irse con todo al ataque, se demora más de 10 minutos en decidirse a hacer una sustitución o que peor aún, cuando más necesitábamos ser ofensivos, hace entrar a Marco Bueno, estando además ya en la cancha Camilo Ponce dos jugadores menos, anulándose completamente, ahí ambos quedan fuera de su posición natural, que es ser centro delanteros es lo que dicen, además todos sabemos que no por meter más delanteros se atacará más, teniendo jugadores con mejor pie en banca o que permitieran llegar más cerca del arco. El gol del empate cayó más por ganas y esfuerzo de varios jugadores como son Kevin Medel, Dilan Zúñiga, Cristian Suárez o el mismo Patricio Rubio, pero no por un buen juego del equipo, ni hablar de los que siguen caminando dentro del campo o no rinden en sus puestos, también debemos destacar la tapada de el siempre criticado Eduardo Lobos casi al final de partido, que impidió lo que hubiera sido la guillotina de Sánchez. Hubo una mejoría evidente en la cancha, tal vez porque Unión con la expulsión retrocedió o porque los viñamarinos no querían otra derrota más, pero los últimos 10 minutos del partido se vio al Everton que todos quisiéramos ver siempre, ese que juega con el corazón, que cuando no hay técnica le mete garra, que buscó el arco del Cerro con pelotazos y centros, faltó muy poco para lograr el triunfo, pero respecto de los partidos anteriores, se vio un ánimo distinto, siendo este punto ganado un poco de oxígeno para Vitamina y su cuerpo técnico que siguen a la deriva, pero que tienen una semana más para demostrar que revertirán este mal momento.

El hincha esta vez no se fue derrotado, a pesar del sabor amargo que deja un empate de local, se retiró más esperanzado que nunca en que las cosas pueden cambiar, pues en la cancha vio a sus jugadores más comprometidos y dispuestos a poner el corazón cuando falte el fútbol perdido hace varias fechas, y fuera de ella, vió a un Everton que se manifestó por sus colores y por su gente, que es lo que hace que este club sea la gran institución que es.

Agregar además un agradecimiento al noble gesto de la Hinchada de Unión Española, que durante el partido entonó cánticos en apoyo a la barra de Everton (y en contra de las dirigencias), visualizando que los problemas de los hinchas son comunes a todos los equipos y entendiendo que el respeto por los valores como la familia y los colores, es transversal a todos los equipos en Chile, fue emotivo ver y escuchar a todo el público asistente en Sausalito unirse para exigir respeto hacia su gente.

Prometo que me hiciste hasta llorar, todo fue por culpa de los dirigentes…

#VamosEverton #SoyDeEvertonComoMiPapaYMiAbuelo



Rincón Oro y Cielo, el programa de los hinchas de Everton, con la información de todas las divisiones del elenco ruletero. Todos los jueves a partir de las 21 hrs. en nuestro Facebook Live (facebook.com/elrinconoroycielo)