Kyrgios, quien el domingo pasado perdió la final del ATP 500 de Pekín, ante el número uno del mundo, Rafael Nadal, se retiró en los 32° avos del Masters 1000 de Shanghái, por lo que al igual que el año pasado, termina de manera polémica su participación en el torneo más importante del continente asiático.

Cabe recordar que en 2016, se dejó vencer por el alemán Mischa Zverev, lo que dejó un amargo sabor a los aficionados, que lamentablemente para esta edición, vuelve a ocurrir.

El oceánico, que se posiciona en el número 21 del ranking mundial, se retiró ahora de su duelo ante el estadounidense Steve Johnson, cuando tras perder el primer set, en donde no siguió el término de la jugada, le cedió el partido al número 45 de la clasificación de la Asociación de Tenistas Profesionales.

“Es exactamente por este tipo de cosas por las que no debería de estar aquí”, dijo un enérgico Nick, cuando la gente le reprochó su actitud repetitiva en un campeonato de la talla de un Masters.

Al final, se excusó diciendo que un par de problemas físicos, supuestamente fueron los que lo alejaron de la cancha: un problema en el estómago con un “virus” y el dolor en un hombro que se acrecentó en el desarrollo del partido.

Adrián Caloca

Twitter