Rubén “Panadero” Díaz: El legado de una leyenda que partió

230

En horas de la mañana, Avellaneda se vistió de luto, ya que a los 72 años falleció Ruben Díaz, uno de los defensas más laureados y afamados en la historia de Argentina, quizás injustamente opacado por Perfumo o Passarella. El mítico defensa, protagonizó una de las épocas más brillantes de Racing Club de Avellaneda y del Atlético de Madrid, acá pasamos a revisar su historia.

Rubén Díaz nació el 8 de Enero de 1942 en Buenos Aires, Argentina. Se destacó en las inferiores de Racing Club de Avellaneda, en donde debutó en 1965 y jugó hasta 1972, ganando un torneo local (1966), una Copa Libertadores (1967) y una Copa Intercontinental (1967) en aquella inolvidable final ante el Celtic de Escocia. Se destacaba como un prolijo defensor cuya prestancia lo llevó incluso a alternar como portero en algunos cotejos cuando la situación así lo ameritó.

En 1973 arriba a San Lorenzo para disputar la Copa Libertadores de ese año, sin embargo, su paso por Boedo fue fugaz y prontamente hizo las maletas para jugar por el Atlético Madrid, en donde se consagró como figura y referente del equipo en diversas gestas conseguidas en éste tiempo, sin ir más lejos, alcanzaría la final de la Liga de Campeones en la temporada 1973-74, ganaría la Copa Intercontinental de 1974, la Liga Española en su edición de 1976-77, la Copa del Rey en 1976, en 57 partidos disputados siempre derrochó coraje, liderazgo y compañerismo.

En 1977 decidiría volver a Racing de Avellaneda, en donde finalmente se retiraría en 1978 a la edad de 36 años. Luego sería ayudante de campo de Alfio Basile, siendo su leal escudero en las grandes campañas realizadas en su amado Racing, Boca Juniors y la selección de Argentina a principios de la década de 1990, siendo su última experiencia, el aciago paso de Basile por la tienda de Avellaneda en la campaña del 2012.