Se acabó la telecebolla y la pelota por fin rodará el domingo 26 de noviembre en el césped del coliseo viñamarino justo al medio día. Sausalito, estadio que cumple con los estándares FIFA y que deleita a todos los amantes del “Deporte Rey” con una panorámica y un ambiente inigualable; albergará a Everton que está en la búsqueda de acortar distancias con los líderes del campeonato a resta de tres fechas; versus Colo Colo que está al tope de la tabla por diferencia de gol.

Después de todo el aparataje mediático entre la Gobernación, La Municipalidad (Con voltereta y “Turn Face” incluido) junto a la dirigencia de Everton; acordaron la autorización provisoria del glorioso Sausalito para recibir al cuadro de Macul, pero como siempre; habrá un severo damnificado.

En lo netamente deportivo; sería baja, una vez más; el Capitán Marcos Velásquez, quien sufrió una nueva lesión muscular. Está siendo evaluado y observado por el cuerpo médico “Ruletero” y por el momento, sigue estando con opciones para vestir de corto este domingo. Para “El Kaiser” ha sido un semestre bastante accidentado si contamos las veces que ha tenido que salir por lesión: El partido de ida contra Coquimbo por Copa Chile y en la sexta fecha versus la Universidad de Chile, donde tuvo que ceder la titularidad a Francisco Venegas. Otra baja en Everton es el canterano Pedro Sánchez. Pedrito aún no encuentra una óptima condición física a raíz de una dolencia muscular. Como Pedro es uno de los Sub 20 del Oro y Cielo, estaría cediendo su nominación a Marco “Lobo del Aire” González o a Matías Leiva; arquero y delantero respectivamente; de la categoría Sub 19.

Un Everton que muestra una identidad, un estilo, un esquema definido que poco a poco ha ido enganchando adeptos a nivel nacional. Por supuesto; jamás dirán que Everton es candidato al título estando en pelea los “Albos” y los “Azules”, pero ya están las miradas puestas sobre los “Espartanos” del profesor “Vitamina” Sánchez. Menos elegirán a la figura del torneo a alguien de bajo perfil o de un equipo de provincia, sí a Jorge Valdivia, quien pasa más en el suelo simulando infracciones y tratando de dar una imagen de jugador correcto, que al final no es. Así es la prensa, pero Everton sigue sorprendiendo individual y colectivamente a todos y está en carrera por el oro para bajar la quinta estrella del cielo.

Un partido de pronóstico reservado, donde ambos buscaran derribar a un directo perseguidor de la copa y seguir en carrera por la gloria. Everton tiene la OBLIGACIÓN de buscar el triunfo desde el pitazo inicial, para saldar la deuda que arrastra desde la final de la Copa Chile 2016 y del Clausura anterior. Everton debe destruir futbolísticamente al rival de turno, para que los de Macul se vayan de Viña del Mar con la confianza fragmentada en mil pedazos y les arrebate toda opción anímica de seguir en carrera por el título. Everton es ahora cuando debe dar el golpe a la cátedra y sacar más que chapa de candidato frente a su gente; gente que una vez más tiene que hacer sacrificios para acompañar al “Ever for Ever”.

El aforo autorizado (una de las condiciones de la gobernación) de casi diez mil espectadores, razonable o no; no pasa desapercibido si consideramos que estamos disputando instancias decisivas en el torneo, en nuestro Estadio Sausalito que fue remodelado para cumplir con los estándares internacionales que permiten recibir espectáculos futbolísticos de primer nivel como Mundiales de todas las categorías y la Copa América.

¿Se han cuestionado las autoridades de quien es el único perjudicado en esta serie de ilícitos y decisiones unilaterales que atentan en contra del espectáculo? Si la respuesta es positiva, créanme que lo dudo mucho, porque para que esto no sucediera, tendrían que haber pasado (en esta secuencia) los siguientes hechos:

  1. El rechazo inmediato de la Municipalidad y el Gobierno Central (a través de Chiledeportes) del cambio y modificación del proyecto original presentado para la construcción de Besalco (empresa encargada de las obras)
  2. La fiscalización del Gobierno Regional sobre los dineros entregados a la licitación del Estadio Sausalito. Uso y destino de este recurso, porque se entregó un estadio completamente distinto y sin mucha modificación estructural, con casi 3 años de atraso a la comunidad.
  3. La no recepción conforme del reducto deportivo por parte de la municipalidad. En el consejo municipal tienen conocimiento de que esta obra no ha sido recepcionada en su totalidad a dos años de la entrega.
  4. El cumplimiento del compromiso de Everton en mejorar las observaciones entregadas por la autoridad regional, aunque no correspondan al club. Los dirigentes de Everton desde el día inicial debieron asesorarse de buena forma y presentar el proyecto como corresponde en un ente burocrático como el sistema público.
  5. La nula comunicación entre la Gobernación y la Municipalidad de Viña del Mar respecto de los problemas que existen en la comuna y sus activos; dos organismos públicos que muestran su ineficiencia y falta de cooperación.

Si, #SeJuegaEnSausalito; pero nadie se preocupó y miró a la gente, cada uno se lavaba las manos y disparaba en contra de los otros actores. Sólo diez mil personas para un espectáculo y un partido que puede marcar un antes y un después del campeonato de Transición y nos castigan con un aforo reducido y con entradas en altísimo costo.

Esperamos que el domingo, se imponga el fútbol de Everton y demos un paso gigante en busca de la copa y también en mejorar y solucionar los problemas que sólo perjudican a la hinchada. Si todos hicieran su pega correctamente, nada de esto hubiera sucedido.

#VamosEverton

Rincón Oro y Cielo, el programa de los hinchas de Everton, con la información de todas las divisiones del elenco ruletero. Todos los jueves a partir de las 21 hrs. en nuestro Facebook Live (facebook.com/elrinconoroycielo)

Facebook Twitter