Super Bowl XLIX

95

Se acabó la temporada, no más NFL hasta septiembre, la nostalgia ya nos invade y la depresión post partido final durará varios días. Los New England Patriots se coronaron como los campeones tras un partido muy parejo con un final de infarto, a la altura de este magnífico evento que como viene sucediendo año a año, superó en audiencia televisiva al del año anterior. Tom Brady ya es más que leyenda y la jugada que definió el partido se recordará por siempre. Esto nos dejó el Super Bowl XLIX:

Comenzó como un duelo netamente defensivo, Patriots y Seahawks no se sacaron ventaja luego de jugados los 15 minutos de un rapidísimo primer cuarto, donde lo más sobresaliente fue la intercepción en el endzone de Jeremy Lane (que se fracturaría el brazo izquierdo en la jugada) a Tom Brady en la primera serie ofensiva donde un equipo llegó hasta lo profundo del rival.

En el segundo cuarto partirían las emociones, faltando 9:51 llegó el primer pase de TD de Brady en el partido y rompió el cero, 22 yardas que tuvieron como destinatario a Brandon LaFell y los Patriots pegaban primero; La respuesta de los Seahawks llegó recién cuando quedaban 2:22 en el reloj, con el TD de Marshawn Lynch tras un acarreo de 3 yardas que igualó las cosas a 7, pero Brady lideró una serie rápida y eficaz para terminar conectando de 22 yardas con Rob Gronkowski a falta de 36 segundos e irse nuevamente arriba en la pizarra, era el segundo pase de TD del marido de la Bundchen, quien jugaba además su SEXTO Super Bowl; Quedaba poco tiempo y los Seahawks buscaron al menos acortar las cifras de cara al show de mediotiempo, 3 pases largos completos de Russell Wilson más un castigo a la defensiva de New England, pusieron a Seattle en zona roja faltando 6 segundos, lo suficiente para que Wilson conectara con el desconocido Chris Matthews y dejara todo nuevamente empatado (14-14) y con Katy Perry lista para ingresar a la cancha.

El tercer cuarto fue todo de los Seahawks, primero a través de un FG de Stephen Hauschka para irse arriba por 3 faltando 11:13, luego, con 8:00 por jugar, un pase de Brady a Gronkowski terminó en su segunda intercepción de la noche, esta vez a cargo de Bobby Wagner, pero provocando otro lesionado en la defensiva de Seattle, Cliff Avril, baja sensible por el resto del juego; 3 minutos más tarde los Seahawks capitalizaron la intercepción con un pase de TD de Wilson a Doug Baldwin para escaparse por 10 puntos (24-14) y pensar a esa altura que esto ya estaba cocinado y que la defensiva haría su pega como siempre, pero resulta que tenían Brady y los Patriots al frente.

Si bien en un principio la defensa dominó al ataque de New England, los Patriots nunca se rindieron, y faltando 8 minutos ya en el último cuarto llegó el primer descuento, Brady conectó con Danny Amendola (poco usado en temporada regular, pero clave en playoffs) y ya acortaban las cifras a 3 (24-21), un minuto más tarde la defensa obligó a despejar a Seattle tras un 3 y fuera y Brady tomó nuevamente los controles para demostrar de lo que realmente está hecho, tras una trabajada y magistral serie ofensiva, lanzó su cuarto pase de TD de la jornada, Julian Edelman lo atrapó y los Patriots otra vez se iban al frente (28-24).

Gratis3

Quedaban aún 2 minutos, tiempo suficiente para que Seattle buscara el TD (lo único que les servía), otros 3 pases largos de Wilson, el último de 33 yardas a Jerome Kearse que lo atrapó de una forma espectacular, desde el suelo y tras malabarear con el balón 4 VECES (reviviendo los fantasmas de David Tyree y Mario Manningham en New England), dejó al campeón defensor ahí, a nada de conseguir el objetivo, en la yarda 5 faltando un minuto. De infarto.

Lynch tomó la primera jugada, fue detenido en la 1, 3 oportunidades le quedaban a los Seahawks, tenían todo a favor para ganarlo, pero en la jugada siguiente Wilson intentó el pase a Ricardo Lockette en lugar de recurrir a la prenda de garantía que es Lynch Y FUE INTERCEPTADO por Malcom Butler faltando 20 segundos, pasando desde ya a la galería de jugadas históricas de los Super Bowls, dándole la victoria a los Patriots y su cuarto anillo a Brady, quien iguala a su ídolo Joe Montana y a Terry Bradshaw como los mariscales de campo más ganadores de la historia. Un final épico para un duelo que llenó todas nuestras expectativas. Seahawks 24 – Patriots 28.

Hasta la próxima temporada amigos.



Sancarlino, fanático de los deportes gringos, del popular.