William Foulke: El gran guardián de 150 kilos

338

Que un jugador ostente un sobrepeso hoy en día por lo general es motivo de rescisiones, risas, burlas y más de alguna anécdota, sin embargo, hace ya más de 100 años, hubo un portero que ostentó un peso muy superior al límite, pero que de todas formas se las ingenió para convertirse en una leyenda del fútbol inglés, ésta es la historia de William Foulke, más de 100 kilos al servicio de la corona inglesa.

William Foulke nace en Shropshire el 12 de Abril de 1874, sólo 11 años después de la fundación de la primera asociación del fútbol a nivel mundial, en sus inicios se destacó por su enorme estatura (2.01 mts) pero también por su pasión desmedida por la comida y la vida nocturna, lo que lo convirtió en el primer referente de la bohemia deportiva en un país aún sumido en la moral victoriana, sin embargo, Foulke se oponía a eso y lograba complementar sus éxitos deportivos con una vida desenfrenada fuera de las canchas.

Gran parte de los años iniciales de su carrera transcurren en torneos amateur y ligas inferiores de Inglaterra, destacándose en el Derbyshire County Cricket Club, en ésta época Foulke ya exhibía un físico impresionante, ya que a sus más de 2 metros de estatura se sumaba un peso nada despreciable de 150 kilos. En 1894 arriba al Sheffield, quizás el equipo más antiguo de Europa y en donde alcanzaría la gloria, ya que en dicha escuadra disputaría 299 partidos entre 1894 y 1905, ganando en una oportunidad la liga inglesa (1897-98) y la Copa FA en dos oportunidades (1899 y 1902), en la final de 1902, increpó al árbitro por un fallo con el que no estaba de acuerdo, salió de los vestuarios parcialmente desnudo para increpar al juez y tuvo que intervenir la policía.

Posteriormente, fue capitán del Chelsea con quienes disputó 34 partidos en la temporada 1905-06 y finalmente se retiraría en el Bradford City en 1907 a la edad de 33 años, a pesar de estar completamente vigente y ser uno de los arqueros más demandados de la liga local, su excesivo sobrepeso y su gusto por la bohemia comenzaron a jugarle una mala pasada y su físico poco a poco comenzó a deteriorarse.

El iracundo portero además jugó un partido por la selección inglesa en 1897 contra Gales, en donde inmortalizó una postal que significó un legado para todos los  jugadores que exhiban algún nivel de sobrepeso, en dicho cotejo y en son lúdico, decidió colgarse del horizontal, sin embargo su peso fue tal que arrancó el poste de la portería y, de paso, destruir la retaguardia producto del colapso provocado por el carismático portero.

Tras su retiro, eran de conocimiento público sus problemas de salud y aunque generalmente eran soslayados por sus grandes actuaciones en la portería, una vez retirado todos éstos afloraron al unísono, es así como nuestro entrañable portero encontraría su final con tan sólo 42 años, el 1 de Mayo de 1916, se barajan varias teorías con respecto a su deceso y si bien es cierto algunos de sus biógrafos señalan que Foulke habría muerto por complicaciones con una neumonia, la razón más aceptada es una muerte por cirrosis hepática.

Tiene la peculiaridad de ser uno de los pocos futbolistas, quizás el único,  de finales del siglo XIX e inicios del XX, a nivel mundial, de los cuales se posee algún registro grabado o audiovisual, es así como nos podemos encontrar con Foulke como protagonista en algunas tomas de la compañía fílmica Mitchell & Kenyon, quizás uno de los pioneros de la industria cinematográfica británica, particularmente éstas tomas datan de 1902, quizás el mejor año del rollizo portero.


TAG