5 puntos

Boris Zúñiga

Expresar lo que siente un hincha azul en este momento, es complicado de alguna manera expresarlo, más aún, siendo de la vieja escuela bullanguera, esa que la vio bajar y jugar en la Segunda División del fútbol chileno y la misma que lo vio resurgir, afirmándose en un renacer en la Nueva “U”, como se le llamó en su tiempo, que de la mano de Salah y jugadores emblemas como Vargas, Beltramo, Gino Cofré, entre otros, levantaron nuevamente a la “U” en donde debía estar. Si bien, ese equipo no campeonó, fue la base del título después de 25 años. Años sufridos, de aguante puro y que forjó a una generación con un sentimiento inexplicable, más que nadie en el futbol chileno. Podrán decir que hay equipos sin o con menos copas y más sufridos, claramente, pero la “U” es un grande, un grande que se le exige solo éxitos y que a lo largo de los años ha sido una mezcla de dulces y amargos.  En la “U” el triunfo siempre es sufrido y sin esfuerzo no vale, esa es la historia desde siempre del cuadro azul,  la misma que sufrió la intervención por 17 años y la misma que gozó años de éxitos con Sampaoli , de los mejores, con goleadas históricas a la contra, campeonatos seguidos y una Copa internacional, la más importante del siglo 21 para un club.

Esa misma “U” hoy está en la encrucijada, solo 5 puntos lo separan de los que pelean por el descenso directo, en un grupo cerrado, que tiene a varios en lo mismo, salvándose por esos puntos esquivos que la tienen arriba, faltando 6 fechas para la finalización del torneo.

Qué pasó para estar en estas condiciones, lo medular y lógico fue hacer tres pésimos campeonatos seguidos, en donde luego de una sucesión de técnicos y de una gestión más que mediocre de Yuraszeck, en donde se tomaron malas decisiones, se armó un plantel extenso, con jugadores amarrados por contratos amplios, que no dieron el tono, incluso algunos con buen cartel. Asumió Heller, trató de limpiar el equipo  y de alguna manera lo logró. Con su presidencia, se logró el campeonato de Lasarte, recién llegado, para luego caer en una seguidilla de dos torneos malos, con el mismo técnico y con un plantel armado a su gusto. Discutible muchas cosas de la constitución del plantel, en donde harta mano metieron los dirigentes, pero fallaron en algo básico, se llenó de jugadores que no eran para la “U”, rendían solo en equipos chicos y al colocarse la franela azul, les quedaba dos o tres tallas grande. Pasaron sin pena ni gloria, Ramón Fernández (el mejor 10 de la temporada), Enzo Gutiérrez (goleador de raza en Rancagua), César Cortés y un montón de jugadores apuestas, cometiendo el gran pecado de no repatriar a jugadores azules, ya formados, con experiencia, pero no negociables, en la lógica del negocio, en un futuro.  Grave error, que se paga caro a estas alturas, viendo el juego, sin el tradicional espíritu azul.

De que juego se habla, del juego abúlico, sin cojones, sin sangre, en donde realmente el espíritu azul se perdió completamente, ver a Monzón o a Matías Rodríguez dio pena el domingo pasado, se perdían balones y después no se volvía al campo propio a defender, curiosa forma de mojar  la camiseta, en un club que lo que más tenía era eso, incluso más que fútbol. A esto se suma una serie de jugadores que ya cumplieron un ciclo, en algunos casos glorioso, pero ya los tiene desgastados en el club, mientras otros ya tocaron techo y su peak de rendimiento ya lo tuvieron.

La llegada de Beccacece apoyado por todos, en donde me incluyo, fue una apuesta, la que se hizo efectiva en el peor momento, en donde se necesitaba experiencia, manejo y temple; muchas cosas que para un técnico maduro afloran solas, para el argentino, todo ha sido diferente.

Preocupante lo que viene, la fe sigue intacta y a la “U” no hay que darla por muerta nunca, es el momento, que de una u otra forma, debe aparecer el espíritu azul, ese que solo nace en las canteras o con el rigor de sinsabores y triunfos exiguos, el que tiene que salir de alguna parte, sobre todo ahora, en donde solo 5 puntos, separan del infierno al cuadro de Becaccece.

Next Post

Colo Colo visita a Atletico Mineiro buscando el liderato del grupo 5

A las 21:45, El Cacique tiene la misión de conseguir puntos que lo dejen cerca de la clasificación a Octavos de final de Copa Libertadores. Matías Zaldivia no alcanzó a recuperarse, por su parte Jaime Valdés será de la partida.  En el local se lesionó el portero Victor y Robinho arrancará en el […]

Suscribete ¡AHORA!