Bélgica le ganó en el suplemento a EE.UU y pasó a Cuartos

El gran equipo de Marc Wilmots al fin demostró su gran poder de fuego y amenazan a Argentina de cara al partido en el Mané Garrincha de Brasilia.

Con una gran participación de Romelu Lukaku y Tim Howard, los rojos pasaron a la próxima fase. El gran equipo de Marc Wilmots al fin demostró su gran poder de fuego y amenazan a Argentina de cara al partido en el Mané Garrincha de Brasilia.

Y aparecieron los belgas. Con presión, dominio de pelota y con un juego colectivo que promete, los europeos al menos ya están demostrando lo que valen y si no hubiese sido por el partidazo del portero rival, Tim Howard, que le sacó todo a Origi, Hazard y compañía.

En un primer tiempo trabado, las contras de los americanos no fueron nunca fructíferas, aunque las corridas de Beasley, Dempsey y Jones siempre hicieron daño en la zaga comandada por Vincent Kompany.

En la segunda etapa, el golero del Everton sacó lo mejor de su repertorio. Al menos cuatro intervenciones fueron las que mandó al tiro de esquina y fue lejos el gran responsable de alargar la definición al tiempo extra. Por parte de los dirigidos por Jurgen Klinsmann la más clara fue en el 90+1’, cuando tras un tiro libre lanzado por Bradley, la pelota le quedó a Wondolowski y frente a Courtois la mandó a las nubes, rifando la clasificación de los pupilos del ex DT de la Selección Alemana.

Y gol que se pierde en un arco se hace en el otro. El ingreso de Lukaku fue determinante para los “diablos rojos”, tanto así que a los 3´ del tiempo extra, el ariete del Everton corrió toda la banda, le enganchó a Omar González, de gran partido, y se la dio a Kevin De Bruyne, quien apiló a hombres en el área y mandó un zapatazo inatajable para el soberbio Howard y abrió al fin la cuenta en el Arena Fonte Nova.

Pero eso no fue todo el repertorio del moreno atacante, ya que el bueno de De Bruyne le devolvió la gentileza del primer gol y le puso una pelota notable para que de primera y con un bombazo al primer palo a los 11´del suplemento, Romelu festejara al fin en la Copa del Mundo y se sacó la mufa de sus malos partidos ante Argelia y Rusia que lo habían relegado al banco.

Pero no todo sería color de rosa para los dirigidos por el ex ariete que brillara por los belgas en Corea-Japón en 2002, ya que un buen pase de Bradley encuentra al joven Green, que con un remate un tanto defectuoso vence a Courtois y ponía la ilusión en el equipo donde una vez brillara Landon Donovan.

Pero los capitaneados por Clint Dempsey les faltaba una última. Jugada preparada entre Bradley y Julian Green, quien deja sólo a Dempsey, quien sucumbió ante el buen achique de Courtois, poniéndole el candado a su arco.

Y así terminaría en Salvador, con una Bélgica que se jugará el paso a Semis ante una candidata pero deslucida Argentina y un EE.UU, que se va a casa desilusionado y con ganas de haber hecho mucho más ante esta buena selección que si vence a los comandados por Lionel Messi, asoma como uno de los grandes candidatos para alzar la copa.

 

Next Post

Como en los años 80, Argentina y Bélgica vuelven a enfrentarse en un Mundial

Se podría decir que ambas selecciones, han tenido un rendimiento similar en la copa mundial de la FIFA Brasil 2014.

Suscribete ¡AHORA!