Brasil debe aprender a jugar sin Neymar

Rodrigo Orellana

Brasil prepara su duelo de semifinales ante Alemania, lamentando dos bajas sensibles, la de su capitán Thiago Silva y la más triste de todas, la de Neymar, el emblema de su selección, que ya se sabe, estará alrededor de 2 meses sin jugar. Pero, ¿cómo podrá jugar un equipo “Neymardependiente” sin su estrella?

Se viene bravo para Brasil. Alemania es el escollo que separa al “Scratch” de una nueva final del mundo. Pero el ambiente no es el de los mejores en la concentración brasileña tras la lesión de su principal figura, Neymar. Luego de confirmarse la fractura de su tercera vértebra lumbar, perdiéndose con esto el mundial y estando entre 4 a 6 semanas de para obligada, el cuerpo técnico decidió liberarlo de la concentración en Teresópolis, para continuar con la recuperación en su casa. Fue retirado en helicóptero y el ambiente era de funeral, entre la prensa, los jugadores, cuerpo técnico y el público en general, pues a Brasil le bajaron su As, el encargado de cargar con la ilusión de 201 millones de brasileños que quieren gritar campeón en Rio de Janeiro.

La pregunta que se hacen todos ahora, es si la verdeamarela podrá establecer un sistema de juego en donde no esté su máxima figura, aquel que dijo que no buscaba ser el mejor del mundial, que trabajaría codo a codo con sus compañeros, para ser campeón del mundo. La verdad es que esta pregunta es difícil de contestar, pues aunque parezca increíble, Brasil no tiene delanteros como los de antaño, Jo, Bernard o los titulares Fred o Hulk, no le llegan ni a los talones a goleadores como Ronaldo o Romario, ni pensemos en Pelé, por favor. Hasta Luis Fabiano se destaca muy por encima de los actuales. Quizá las esperanzas estén depositadas en William, el jugador del Chelsea, habilidoso y rápido, características que no pasan desapercibidas para Scolari, que lo tendría elegido como el “reemplazante” de un jugador que no tiene un sustituto.

¿Jugará de la misma forma Brasil? ¿Le temerá a Alemania al no contar con su estandarte? ¿Moverá las piezas en su esquema? Brasil da una gran ventaja a las defensas rivales al no contar con Neymar, que para una defensa tan cerrada y experimentada como la alemana, funcionaría como un verdadero abrelatas con sus regates. Este martes, Brasil tendrá la prueba de fuego, para demostrar que se puede valer por si solo y dejar de lado su “Neymardependencia”.

Next Post

Brasil vs Alemania: Por un pasaje a la final en Río de Janeiro

Hoy comienzan las semifinales, con el partido entre dos grandes del fútbol mundial. Se enfrentan dos escuelas muy diferentes, el pragmatismo de un equipo brasileño que aún no convence del todo y el orden táctico alemán, sin dudas, el equipo más profesional de todos. Porto Alegre se viste de fiesta, […]

Suscribete ¡AHORA!