Con algo más que lo justo

Felipe Maquieira

Colo-Colo partió el 2014 ganando, evidenciando la falta de variantes de media cancha hacia adelante.

Colo-Colo partió el 2014 ganando, evidenciando la falta de variantes de media cancha hacia adelante.

Colo-Colo debutó contra Audax en el Estadio Monumental, ante un buen marco de público. El partido sería controlado casi en su totalidad por Colo-Colo, teniendo el 72 por ciento de posesión, según CDF. Aun así, tras los intensos primeros minutos, el equipo permitió de pelota parada un gol de Carrasco para los Itálicos. Demasiado premio para un equipo tan mezquino.

El primer tiempo fue clave para Emiliano Vecchio, que tuvo que ayudar a Esteban Pavez cubriendo el mediocampo, y generando peligro. Con el correr de los minutos el cansancio le pasó la cuenta.

En el segundo tiempo, las llegadas las trajeron los de los costados, en especial el tándem Fierro-Fuenzalida, y Juan Delgado por la izquierda. Una falta sobre este último propiciaría el gol de tiro libre del otrora Joven Pistolero, para lograr el empate.

La posesión de la pelota también fue factor, al no tener recuperador neto, y con Esteban Pavez yendo al desgaste en un complicado partido para él. Aun así se las ingenió para pisar el área rival. Para mí, la figura del partido, después del debutante Barroso, que se paseó por los pastos del Monumental como cualquier nacido ahí. Prometedor debut del central.

Así las cosas, hubo un ingreso, aunque no lo crean, que aportó fútbol: Mathías Vidangossy, que dio más carácter a la generación tras la salida de Vecchio. Cuando el partido terminaba, Felipe Flores hizo un gol de otro partido para sellar un debut ganador.

Si se debe rescatar algo del equipo, es su actitud. Nunca dejó de buscar remontar el partido. Pero sí hay que dejar claro que no se jugó bien y se pudo perder, sin merecerlo. La idea de mantener la pelota resultó, pero dejó demostrado la falta de un goleador en el equipo.

A pesar de los esfuerzos de Flores, se siente que el equipo no juega para nadie, y que siempre se espera que alguien de las líneas posteriores llegue a definir, como pasó cuando Hernández no convirtió la primera situación clara de gol.

Ante esto, la semana que viene podría definir las aspiraciones de Colo-Colo. Si llega Esteban Paredes, esa preocupación se acaba. Si no, habrá que esforzarse mucho para conseguir anotar. Confiar en Flores, y la cantera (Nicolás Orellana), porque el resto, o juegan por los costados, o no tienen el arco como prioridad a la hora de decidir qué hacer con el balón.

Next Post

No se podía comenzar peor

Perdiendo de local y jugando de manera horrible, Rangers debutó en el torneo de Clausura Scotiabank 2014 ante Universidad de Chile y hasta el momento condicionó su permanencia en primera división.

Suscribete ¡AHORA!