Coritiba 1985: El campeón que anotó menos goles que los que recibió

Cuando en el Mundial de Italia 1990, Camerún logró la clasificación a Octavos de Final, el mundo no sólo quedó pasmado por el gran despliegue de Milla y compañía sino que además los africanos lo hicieron con una extraña dicotomía, anotaron 3 goles y recibieron 5, accediendo a la fase siguiente con una diferencia de -2, lo que resultaba extraño a primera vista fue sólo la réplica de un fenómeno aún más impactante, un equipo se tituló campeón del Brasileirao anotando menos goles en relación  a aquellos recibidos, ésta es la historia del Coritiba, un extraño e inolvidable campeón.

Es indudable que Coritiba es un equipo querido en Brasil, no tiene el arrastre de monstruos como Cruzeiro o Sao Paulo ni mucho menos la cantidad de logros a nivel local e internacional, sin embargo, es una escuadra estimada, con una convocatoria respetable y cuya lucha suele estar enfrascada ya sea por descender, no descender o en la medianía de la tabla aspirando a algún cupo internacional, generalmente su poderío se centra en los torneos estaduales, en donde ha conseguido el campeonato paranaense en 38 oportunidades.

Con un historial así, es casi impensado que éste equipo pudiese ser campeón del Brasileirao, sin embargo, Coritiba logró el milagro, en 1985 y bajo la dirección de Ennio Andrade, logró conquistar la máxima competición a nivel local en Brasil. Queda aclarar, además, que esos años fueron de magra decadencia para los equipos más populares y laureados de Brasil, por ende no fue extraño ver a Sao Paulo, Santos o Palmeiras en puestos más cercanos a equipos que pelean el descenso, de hecho, los grandes rivales que tuvo en ésta hazaña fueron el Bangu, Brasil de Pelotas y Atlético Mineiro, simplemente, como diría Héctor Veira: “Una cosa de locos”.

En ese Coritiba destacaban jugadores como el portero Rafael, el zaguero Heraldo y los atacantes Edson e Indio, a pesar de tener un arranque dubitativo cayendo ante Flamengo como local (0-1) e Internacional de Porto Alegre (0-4), la humilde escuadra paranaense se rehizo y en base al puntaje acumulado logró acceder a las fases finales en donde eliminaría a Atlético Mineiro (venció 1-0 en la ida e igualaron 0-0 en la vuelta), accediendo así a la final en donde le esperaba otro que buscaba su chance histórica, el Bangu, aquel 31 de Julio de 1985 el Estadio Maracaná albergó a 91.000 espectadores que aguardaban por ésta histórica e inédita final, Indio pondría a los dirigidos por Andrade por delante a los 25 minutos, sin embargo, Lulinha igualó las acciones sólo 10 minutos después, hubo que ir a penales, en donde Coritiba estuvo mucho más certero, venciendo por 6-5 y alzando así, su primer y hasta la fecha único Brasileirao.

Hasta acá, nada anormal, pero lo increíble viene a continuación, aquel Coritiba culminaría campeón sumando 31 puntos, merced de 12 partidos ganados, 7 empatados y 10 perdidos, estableciendo un extraño equilibrio entre puntos ganados y dejados en el camino, peor aún, éste equipo anotó 25 goles (fue el que menos anotó entre los primeros 16 equipos de la Tabla de Ubicaciones y sólo uno más que el Sampaio Correa, que culminó en posición 43°) y recibió 27 (sólo 4 goles menos que los recibido por el Villa-Nova MG, que acabó en el lugar 40°), con números tan magros, perfectamente pudo haber sido la campaña de un equipo que luchaba por no descender, sin embargo estamos hablando de aquel que logró conquistar la competición más extensa a nivel de clubes en el orbe, un equipo que soñó con ser campeón y contra todo pronóstico o resultado posible, logró lo impensado, acceder a la gloria sin ser uno de los más goleadores y teniendo claramente una de las vallas más batidas del torneo.

Next Post

Empate en La Cisterna: Palestino se salvó y Wanderers seguirá sufriendo

En un partido trabado, tenso, apretado, con muy pocas llegadas, muy friccionado durante todo su desarrollo. Palestino logró un empate 0-0 contra Santiago Wanderers, logrando salvarse de pelear contra la Unión La Calera en la lucha por quedarse con un cupo en primera división. Tanto Santiago Wanderers como Palestino se […]

Suscribete ¡AHORA!