Protestas en Chile

Desolador panorama: Chilenos se endeudan por costear productos básicos

Las impactantes cifras del Estudio de Chile Deudas se dieron a conocer en medio de la profunda crisis política y social que golpea a todo el país.

Las protestas contra el Gobierno de Sebastián Piñera no han claudicado desde que explotaron el viernes pasado. El malestar ciudadano no solo es por el alza de la tarifa del Metro de Santiago sino que también ante el declive en la calidad de vida a lo largo de todo Chile.

En ese sentido, el último informe de Cuentas Nacionales del Banco Central dejó a la vista una cruda realidad: Actualmente la población utiliza el 74,5 por ciento de su salario disponible, razón que explica los más de 4,6 millones de morosos que existen en Chile.

Y eso no es todo, un estudio de Chile Deudas reveló que más del 35 por ciento de las personas a nivel nacional adquieren compromisos financieros para costear los gastos en productos básicos como alimentos, medicamentos y ropa de vestir.

El 40 por ciento de los chilenos endeudados lo hacen para comprar comida en Supermercados, un 35 por ciento lo hace para conseguir remedios en las grandes cadenas de Farmacias, mientras que el 25 por ciento recurre a tiendas para comprar vestuario. Todos ellos utilizan tarjetas de crédito.

Otra de las cuestiones que dejó en evidencia el informe fue que el 30 por ciento de los chilenos acarrea deudas en los Bancos, un 27 por ciento en tiendas comerciales y un 10 por ciento en instituciones como Cajas de Compensación.

EL DURO ESCENARIO

El Director de Chile Deudas, Guillermo Figueroa, se refirió al duro panorama de los chilenos “En nuestro país, más del 50% de la población tiene sueldos inferiores a $500.000 mensuales, a lo que, sumados los vaivenes de la economía nacional, generan un escenario lamentablemente ideal para que la gente caiga en la nociva práctica del sobreendeudamiento”.

Figueroa además sostuvo “Es importante recordar siempre que un endeudamiento responsable nunca debe superar el 50% de los ingresos mensuales de la persona o del grupo hogar, pues de lo contrario, estará el riesgo de sobreendeudarse y caer en morosidad financiera”.

Números que dejan a la vista que las demandas ciudadanas que se han tomado las calles del país no están tan alejadas de un reclamo justo frente al duro panorama en términos de calidad de vida.