¿Cuándo y dónde empezó? La historia del Mundial Femenino

Rodrigo Acuña

Entre junio y julio de este año, se disputará la octava versión de la Copa del Mundo Femenina. La cita será en Francia y contará con la presencia de La Roja.

La historia de los mundiales en el fútbol masculino comenzó en Uruguay el año 1930, en un certamen que contó con la participación de 13 selecciones nacional. La primera aparición de una Copa del Mundo en la rama femenina se dio varias décadas después, específicamente, en 1991 cuando la FIFA se animó a realizar un inédito torneo mundialista en China. Aquel certamen tuvo 12 elencos nacionales.

En el campeonato llevado a cabo en tierras asiáticas, la delantera de Estados Unidos, Michelle Akers, obtuvo la primera bota de oro en la historia del fútbol femenino. La futbolista estadounidense marcó 10 goles en los 6 partidos disputados. Mientras que su compatriota Carin Jennings se quedó con el primer Balón de Oro en un Mundial femenil. 

Tras la consagración de las norteamericanas en China luego de vencer por 2-1 a Noruega en la final, en 1995 se realizó el segundo Mundial de la historia. Este campeonato lo organizó Suecia, en esta ocasión, Noruega sí pudo alzar el título después de superar en la final a Alemania por 2-0. Brasil, fue el único elenco sudamericano y acabó en el noveno lugar.

En 1999, Estados Unidos fue sede del certamen planetario y bajó una nueva estrella al imponerse ante China por medio de los lanzamientos penales (5-4). El rendimiento sudamericano mejoró en esta versión, ya que las seleccionadas brasileñas culminaron en el tercer lugar.

Cuatro años después se repitió el país anfitrión aunque no así el campeón, ya que Alemania se quedó con su primer Mundial después de superar por 2-1 a Suecia. La teutona Birgit Prinz con siete tantos se llevó la bota de oro, con lo que se erigió como una de las mejores jugadoras del torneo en tierras norteamericanas.

En 2007, la Copa del Mundo Femenina regresó a su primer sede, ya que China nuevamente organizó la competencia, no obstante, no pudo lograr la corona que le fue esquiva ocho años atrás, luego de caer en cuartos de final ante Noruega. En el certamen chino, Brasil cumplió su mejor actuación de la historia, ya que llegó a la final donde debió inclinarse frente a Alemania por 2-0. Las teutonas con aquella gesta igualaron a Estados Unidos, como la selección más ganadora de la historia de los mundiales.

En la edición de 2011, las germanas se presentaban con el objetivo de conseguir el primer tricampeonato mundial siendo anfitrionas. Sin embargo, se despidieron tempranamente en la ronda de las ocho mejores al caer por la cuenta mínima frente a Japón, elenco que a la postre se quedaría con su primer título planetario luego de vencer a Estados Unidos en la definición por medio de los penales (2-2 <3-1>). Homare Sawa fue la gran figura de las niponas en aquella edición.

Mientras que en 2015 se jugó el último Mundial, este torneo tuvo como sede Canadá y la particularidad que pasó de tener 16 a 24 selecciones nacionales. Con ocho equipos europeos, cinco asiáticos, tres africanos, tres de Concacaf, dos de Conmebol y uno de Oceanía. Los últimos dos cupos los definen Concacaf y Conmebol.

En la cita canadiense, Estados Unidos tuvo su revancha frente a los nipones, ya que celebraron en la final con un sólido 5-2, que posicionó a las norteamericanas como la selección femenina más ganadora en la historia de las Copas del Mundo.

En la cita a disputarse en Francia este 2019, Chile competirá por primera vez y lo hará junto a Brasil y Argentina como representantes de Sudamérica. Las trasandinas disputarán su tercer mundial, el primero en 12 años. Por su parte, las brasileñas serán una de las favoritas con Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, Suecia y Japón.

Next Post

Fútbol femenino: Todos los detalles de Primera y Primera B

Post Views: 1

Suscribete ¡AHORA!