FOTO: Carlos Parra

Deportes Temuco a un paso del ascenso

El ‘Pije’ reafirmó su sueño de volver a Primera División, tras imponerse ante Deportes Copiapó por 3-2 en la final del Octogonal de la Liguilla del Ascenso.

En la jornada de este domingo, Deportes Temuco celebró un emocionante triunfo ante el ‘León de Atacama’ en el Estadio Nacional. Los de la Novena Región partieron con todo en Ñuñoa, Richard Barroilhet buscó el gol ante el pórtico defendido por Hernán Muñoz, sin encontrar las redes.

El elenco de la Tercera Región no encontraba los caminos y todas sus aventuras ofensivas terminaban con timidez. Una rotación de balón que no lograba profundidad para amenazar al conjunto adiestrado por Patricio Lira.

La escuadra temuquense se instaló en el recinto ñuñoíno con una convicción inquebrantable. Una claridad para apretar en los momentos justos en la salida. Con jugadores como Hugo Droguett y Matías Donoso marcando diferencias en la cancha. Con Bryan Taiva dejando pasar situaciones.

El gol no llegaba en el Nacional y en medio de la tensión por la definición del rival de Deportes La Serena, los hinchas de Copiapó se sumaron a la tendencia de las últimas semanas de acompañar las protestas contra Sebastián Pïñera. En un estadio con un poco más de dos mil personas, los gritos que reproducían la palabra ‘asesino’ retumbaron en cada rincón del coliseo ñuñoíno.

Por más que Temuco coqueteó con el 1-0, el festejo no llegó en el primer tiempo. Un resultado que en el cuadro de la Región de Atacama miraban con buenos ojos, con miras al complemento donde tendrían su chance para redimirse.

UN COMPLEMENTO RECARGADO

La redención de los copiapinos no tardó en llegar, puesto que tempranamente Byron Guajardo con una tremenda definición dejó sin respuesta al golero Gamonal. Temuco había entrado a liquidar la final, pero los nortinos desarmaron ese plan.

Muchos se pusieron de pie y comenzaron a inflar el pecho, sin embargo, el cuadro Albiverde los devolvió a la tierra con un soberbio tiro libre del inagotable Hugo Droguett. Era el 1-1 en el Nacional y todo partía otra vez.

Corrían los 58 minutos del segundo tiempo y los de la Región de la Araucanía cachetearon nuevamente a su adversario. Esta vez por obra de Gastón Cellerino, quien demostró que su olfato goleador sigue intacto. El tanto revitalizó a los pupilos de Lira, que comenzaron a soltarse al ritmo de los ‘Oles’ que caían desde las tribunas.

No obstante, el elenco de Héctor Almandoz aún tenía algo por decir. A los 73′, Zederick Vega, vino desde la banca para devolver la tensión al encuentro y poner un 2-2 que hacía tambalear el sueño temuquense.

Pero, Matías Donoso no estaba dispuesto a dejar pasar una posibilidad inmejorable de pelear por regresar a Primera División, una categoría que abandonó en 2018. El atacante del ‘Pije’, a los 83′, aprovechó las licencias y puso un 3-2 que gritó con el alma. Se sacó la camiseta para celebrar con los hinchas y se ganó la amarilla, no le importó. Lo que trascendía era que Temuco se acercaba a la Súper Final ante Deportes La Serena.

En los minutos finales, el compromiso se tornó de ida y vuelta, con llegadas que golpeaban a ambas hinchadas. Una emoción que el espectador que lo miraba desde casa valoraba. Algo que se contraponía con la experiencia del fanático en el estadio. Un partido digno de una final.

En definitiva, el club del Ñielol se adjudicó este pleito decisivo y el próximo jueves desde las 20.00 horas tendrán la gran oportunidad de repetir el festejo, aunque en esa ocasión para firmar un ascenso que ni el más optimista vio venir. La cita es ante La Serena, un rival que se armó para subir a Primera, pero lo único claro es que si salen a la cancha como este domingo, el sueño de regresar es más posible que nunca.