Francia logra su mejor versión

Francia e Islandia llegaban buscando un boleto a semifinales de esta Eurocopa. Tras las clasificaciones de Portugal, Gales y Alemania. Un elenco local que llegaba con muchas dudas, en desmedro, de esta selección que llegaba como la sorpresa de la presente competencia.

Francia formaría con un 4-2-3-1 con los siguientes nombres: Lloris en portería, una línea de cuatro conformada por Sagna, Koscielny,Umtiti y Evra, en mediocampo dos de corte como Pogbá y Matuidi, para dejar adelante de ellos a Sissoko, Griezmann y Payet, mientras tanto, el único delantero del local fue Giroud.

Islandia mandaría a la cancha a los siguientes jugadores: Halldorsson en portería, en defensa a Skulason, Sigurdsson, Arnason y Saevarsson, mediocampo con Bjarnason, Sigurdsson, Gunnarson y Gudmundsson, mientras tanto, en ataque jugarían Bodvarsson y Sigthorsson. Un claro 4-4-2 que intentaría acabar con las aspiraciones francesas.

El partido comenzaba borrando cualquier duda que existiese en torno al desarrollo del juego. Una Francia que demolió a su similar islandés. En base a la posesión del balón buscaba los espacios suficientes para que  Griezmann, Payet y Giroud se volvieran fundamentales en zona ofensiva. Sumado a los  errores en defensa de Islandia, ya a los 20 minutos, el partido parecía finalizado. Un balonazo de Matuidi a Giroud, que pilló mal parada a la defensa islandesa eran sinónimo del uno a cero. El dos a cero llegaba con un cabezazo de Paul Pogbá. Francia llegaba de manera rápida a su objetivo, mientras tanto, Islandia falló cuando no debía. En la instancia del campeonato donde no puedes fallar. Donde más sólido y concentrado tienes que mostrarte. Y lo pagó caro. Dos a cero en 20 minutos y con absoluto dominio de balón por parte de Francia.

El primer tiempo prosiguió en su misma tónica. Una Francia que tocaba el balón buscando el momento y los movimientos de sus jugadores de manera calmada. Mientras tanto Islandia no se salía del libreto y esperaba. Solo una llegada en este primer tiempo es el sinónimo de lo arrollador que pasó a ser su rival a ratos. El mediocampo francés  funcionaba en  todo su esplendor. Con un Pogbá y un Matuidi que distribuían el balón, de esta manera, Payet y Griezmann desordenaban el dibujo táctico del rival. Haciendo que poco a poco se estuvieran quemando tras la ebullición francesa. De esta manera dos goles más antes de terminar el primer tiempo terminaban de sentenciar el encuentro. Payet y Griezmann en los minutos 41 y 44 aniquilaban cualquier atisbo de reacción de la selección vikinga. Primer tiempo finalizado con dos cosas a destacar. Una Francia que primero encontró la tranquilidad en los goles, para así después, ir solidificando su idea de juego arriba en el marcador. Con mucha paciencia, tocando el balón en todos los sectores, fue desgastando a Islandia que posteriormente se quedó sin reacción. De la mano con esto, lo segundo a resaltar, era conocer como los islandeses saldrían a afrontar el segundo tiempo. ¿Saldrían a resguardarse para evitar una goleada de proporciones? , ¿Matar o morir? , ¿Seguirían con la misma idea? Todas aquellas interrogantes serían respondidas al comenzar el segundo tiempo.

Los segundos 45 minutos nos mostrarían otras facetas del juego de ambas selecciones. Lagerback, Director Técnico de Islandia, movió fichas en busca de despedirse de otra manera del  torneo. Acompañados del esfuerzo colectivo, es como llega el descuento a los 55 minutos por medio de Sigthorsson. Descuento que no alcanzó siquiera a asustar al equipo local que aumentaría las cifras tres minutos más tarde por medio de Giroud. Cuatro a uno que sentenciaba cualquier atisbo de reacción. Y de paso nos mostraba como Francia intentaría replegarse buscando el contragolpe, mientras tanto, Islandia iría en busca de otro descuento con sus armas: la pelota detenida, pivoteos en laterales y la presión en zona ofensiva del rival, la cual, se da en bloques. Generalmente con los atacantes y mediocampistas, estos últimos, quienes acompañan a los delanteros. Evidenciando siempre el orden táctico islandés. El mismo que los trajo hasta acá. Entre los ocho mejores clubes del continente.

El partido prosiguió sin grandes emociones. Islandia peleando con sus armas y Francia resistiendo los embates sin despeinarse mucho. Posteriormente al minuto 82, otro descuento, por medio de Bjarnason. Dejarían el marcador final en un cinco a dos a favor del local. Pitazo final e Islandia despertaba de su sueño. La aventura de un equipo que representa a un país de un poco más de 300.000 habitantes. Y que tuvo a toda la isla aguardando a un sinfín de emociones que les fueron brindados por sus guerreros vikingos. Los mismos que en otra época luchaban por la gloria, por la paz eterna de poder llegar al valhalla. El paraíso que les pertenece. Pero esta vez no pudo ser, la gloria ya no les pertenecerá en esta edición, pero si el cariño de muchos y muchas quienes amamos este deporte. A Islandia se le debe recordar como un equipo que luchó con sus armas contra los mejores equipos del continente. Y mostró orgullo, mucho orgullo.

Francia mejoró mucho. Deschamps afinó el funcionamiento de sus dirigidos. A ratos, su equipo se volvió una maquina, que de a poco, fue arrollando a Islandia. Re-ubicó a Griezmann haciéndolo jugar donde se vuelve fundamental. En la misma posición que en el Atlético de Madrid. Donde más puede desarrollar su imaginación y más contundente se muestra frente a portería rival. Jugador fundamental. Tal como ya lo había mostrado  frente a Irlanda. Este rendimiento del jugador francés junto a otras piezas como Payet, Sissoko, Pogbá y Giroud lograron un contagio de buenas energías. Dinámica positiva que no se había visto antes, en este equipo francés, consiguiendo un alto nivel en sus principales figuras y como equipo también. Contagio que se vio reflejado en la cancha. Ya que el fútbol, no lo olvidemos, también es contagio.

001
¿Volveremos a ver a Islandia en las grandes competencias? Ahora debe disputar las eliminatorias a Rusia 2018. Solo el tiempo dictaminará aquello.

Francia ahora prepara su partido de semifinales frente a Alemania, la cual, eliminó vía lanzamientos penales a Italia. Por su parte, Islandia, ya comienza a pensar en las próximas eliminatorias, en donde, deberá ratificar su buen momento e intentar clasificar a la próxima cita mundialera. Punto de inflexión para una selección francesa que no había mostrado un gran juego en esta Eurocopa, por su parte, punto final para una Islandia que vivió un verdadero sueño en esta competencia. Y que peleó de tú a tú con las mejores selecciones del continente.

Next Post

Un gran homenaje a un arquitecto futbolístico

En una fría jornada sabatina y con la presencia de ilustres personalidades, fue inaugurado un monumento en la calle Campo de Deportes en homenaje a Fernando Riera, entrenador de la selección chilena en la histórica campaña en la Copa Mundial de 1962, en una ceremonia marcada por la nostalgia y […]

Suscribete ¡AHORA!