Un deslucido empate sin goles se vivió en Iquique

Deportes Iquique, el equipo más goleado; recibió a Everton de Viña del Mar, el equipo que menos anota; y firmaron un 0 a 0 que no sirve demasiado para alejarlos del fondo.

Julio Bascuñán se encargó de impartir justicia en un encuentro que no tuvo mucha acción en los pórticos defendidos por Sebastián Pérez y Cristian Campestrini.

La novedad en los Oro y Cielo era la vuelta de Maximiliano Ceratto que tuvo protagonismo pero no fue incisivo a la hora de buscar el arco.

Un encuentro trabajado en la mitad del terreno donde ningún técnico quizo arriesgar, considerando que la fecha cerraría con las Universidades: de Concepción y de Chile en el fondo de la tabla.

La más clara para los locales fue en la segunda fracción cuando Silva anotaba tras un pivoteo, pero el juez central Bascuñán invalida por fuera de juego tras la señal del asistente. Mal anulado.

Everton se creo oportunidades pero muy pocas con disparos directos al pórtico. Isaac Díaz tuvo la más clara pero sin fortuna cuando su remate de cabeza daba en el poste y de milagro no entraba al arco.

El final fue un anémico empate sin goles pero que suma un punto importante para cada escuadra por salir de la parte baja.

Merece un punto a parte el joven central ruletero Sebastián Pereira que ha mostrado una regularidad y jerarquía en la zaga junto a Cristián Suárez. Su padre falleció esta semana. Nuestras condolencias para el y su familia.

Mezquino partido de Everton que pudo haber buscado con más intensidad el gol del triunfo y no aprovechó las licencias de la escuadra más batida.